17 de junio de 2024

Propinas no serán manejadas por dueños de establecimientos públicos

10 de mayo de 2012
10 de mayo de 2012

Efraín Torres, autor de la iniciativa, debatida en la comisión séptima, aseguró que el objetivo es garantizar unas mejores condiciones para estos trabajadores colombianos.

“El propósito es beneficiar a quienes viven de su trabajo como meseros, cocineros, barman, auxiliares de aseo, entre otros. Actualmente muchos de ellos no reciben la totalidad de las propinas que da voluntariamente el usuario en su factura por el buen servicio y atención que se recibe”, explicó.

Por su parte el Representante Fernando Ochoa, ponente de la iniciativa, indicó que bajo ningún motivo estos dineros podrán ser destinados para el mantenimiento del establecimiento o para la compra de los utensilios de cocina y explicó cómo serán distribuidos estos recursos.

“La totalidad de las propinas tendrá que ser repartidas entre cada una de las personas que integran la cadena de servicio, que va desde el que lava los platos hasta quien atiende al cliente. Para esto ellos mismos, sin injerencia del propietario, determinarán un porcentaje de acuerdo a la labor que realizan y de esta manera se repartirán el dinero”, indicó

Según el representante Torres “Si el empleado no recibe el total del porcentaje de su propina e identifica que los recursos son administrados por el dueño del negocio, podrá denunciar este hecho ante las autoridades del trabajo y la Superintendencia de Industria y Comercio, con el fin de proceder a las sanciones respectivas que pueden llegar hasta el cierre parcial o total del establecimiento”.

Los congresistas manifestaron que la persona que atiende debe preguntar al cliente si desea que su propina voluntaria sea o no incluida en la factura y/o cuál es el valor que desea dar.

En primer debate fue aprobado el proyecto de ley que garantizar que meseros y empleados de establecimientos de entretenimiento como restaurantes, bares, discotecas, clubes sociales, cafeterías y similares,  reciban los recursos que se pagan por servicios voluntarios y, estos, no sean utilizados o administrados por sus dueños.

Efraín Torres, autor de la iniciativa, debatida en la comisión séptima, aseguró que el objetivo es garantizar unas mejores condiciones para estos trabajadores colombianos.

“El propósito es beneficiar a quienes viven de su trabajo como meseros, cocineros, barman, auxiliares de aseo, entre otros. Actualmente muchos de ellos no reciben la totalidad de las propinas que da voluntariamente el usuario en su factura por el buen servicio y atención que se recibe”, explicó.

Por su parte el Representante Fernando Ochoa, ponente de la iniciativa, indicó que bajo ningún motivo estos dineros podrán ser destinados para el mantenimiento del establecimiento o para la compra de los utensilios de cocina y explicó cómo serán distribuidos estos recursos.

“La totalidad de las propinas tendrá que ser repartidas entre cada una de las personas que integran la cadena de servicio, que va desde el que lava los platos hasta quien atiende al cliente. Para esto ellos mismos, sin injerencia del propietario, determinarán un porcentaje de acuerdo a la labor que realizan y de esta manera se repartirán el dinero”, indicó

Según el representante Torres “Si el empleado no recibe el total del porcentaje de su propina e identifica que los recursos son administrados por el dueño del negocio, podrá denunciar este hecho ante las autoridades del trabajo y la Superintendencia de Industria y Comercio, con el fin de proceder a las sanciones respectivas que pueden llegar hasta el cierre parcial o total del establecimiento”.

Los congresistas manifestaron que la persona que atiende debe preguntar al cliente si desea que su propina voluntaria sea o no incluida en la factura y/o cuál es el valor que desea dar.