17 de junio de 2024

Nuevo presidente de Francia Francois Hollande dice: El cambio empieza ahora

7 de mayo de 2012
7 de mayo de 2012

Hollande dijo precisamente que los franceses votaron por “el cambio”, y se declaró que siente “orgullo, dignidad y responsabilidad” tras haber recibido su apoyo.

Igualmente, el presidente electo se comprometió a servir a su país “con la ejemplaridad y la dedicación que requiere esta función”. Además, envió un “saludo republicano” a Nicolas Sarkozy, para quien pidio respeto, mientras el auditorio lanzaba algunos abucheos.

Hollande espera llegar ahora a la histórica Plaza de la Bastilla de París, donde miles de socialistas celebran la victoria.

Poco antes, Nicolas Sarkozy reconoció la victoria de Hollande en un discurso en el que, además, deseó suerte al presidente electo y admitió su responsabilidad en la derrota.

“En este momento me dispongo a convertirme en un francés entre los franceses”, expresó Sarkozy al hacer referencia a su futuro político.

Discurso de hollande

El presidente electo, François Hollande, se comprometió a sacar a Francia de la crisis económica que afecta al país.

Hollande señaló que trabajará en “aumentar la producción para sacar al país de la crisis, reducir los déficit para dominar la deuda, preservar nuestro modelo social para garantizarles a todos el mismo acceso a los servicios públicos”.

Ante miles de seguidores que se congregaron frente a la sede del Partido Socialista (PS) en París, el mandatario electo manifestó que “en lo sucesivo estaré al servicio de Francia, y desde ahora me movilizo para lograr el cambio”.

Agregó que durante su mandato y al final de éste, “pido que se me juzgue sobre dos compromisos principales: justicia y juventud; cada una de mis opciones, cada una de mis decisiones se fundamentarán sobre estos criterios”.

Hollande también señaló que trabajará de la mano del resto de los países de la Unión Europea para avanzar hacia “la reorientación de Europa, hacia el empleo y crecimiento”, en un bloque que ha sido duramente azotado por la crisis económica, conduciendo a varios países a la recesión y a la aplicación de medidas de austeridad a cambio de prestamos, en perjuicio de la población.

Hollande resultó electo este domingo en la segunda vuelta electoral de las presidenciales en Francia, derrotando al actual mandatario y candidato por la Unión por un Movimiento Popular (UMP), Nicolas Sarkozy.

Los primeros resultados oficiales, con más de 31 millones de votos escrutados, difundidos por el Ministerio del Interior francés dan a Hollande la victoria con el 51,05% de los votos, frente a 48,95% de Sarkozy.

Previamente, Sarkozy reconoció su derrota, expresando: “Hice todos mis esfuerzos, me comprometí plenamente, pero no logré convencer a la mayoría de los franceses”.

Actualmente Francia registra los índices más altos de desempleo de los últimos 12 años. Más de 2 millones 884 mil franceses (9,7% de la población en edad laboral) se encuentran desocupados. Además, la deuda pública alcanza niveles récord. En 2011, el déficit público cerró con cifra récord de 85,6% del Producto Interno Bruto (PIB), según un estudio publicado por el Instituto de Estadísticas y Estudios Económicos (Insee).