29 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Luto en las letras por muerte del escritor mexicano Carlos Fuentes

15 de mayo de 2012
15 de mayo de 2012

«Lamento profundamente el fallecimiento de nuestro querido y admirado Carlos Fuentes, escritor y mexicano universal. Descanse en paz», dijo el mandatario en su cuenta en la red de microblogs.

Fuentes murió por problemas cardiacos en un hospital del sur de la capital mexicana, dijo la prensa local.

Uno de los referentes de la literatura latinoamericana desde que hace medio siglo publicó «La región más transparente» (1958), el escritor recibió numerosos premios internacionales en sus cuatro décadas de actividad literaria, el último fue el doctorado Honoris Causa de la Universidad de las Islas Baleares, España.

Hijo de un diplomático mexicano, Fuentes nació por azar en Panamá y pasó sus primeros años en Quito, Monteviedo y Rio de Janeiro, hasta establecerse durante su educación primaria en Estados Unidos, alternándola con vacaciones en México, donde impulsado por su padre afianzó su español y la defensa de sus raíces mexicanas.

Entre sus obras más reconocidas están «La muerte de Artemio Cruz» (1962); «Aura» (1962); «Terra Nostra» (1975) y «Gringo Viejo» (1985).

A Fuentes lo sobrevive su esposa, la periodista mexicana Silvia Lemús, con quien se casó en segundas nupcias en los años 1970, unión de la que nacieron sus hijos Carlos Rafael, que padecía hemofilia y murió en 1999 a los 25 años, y Natasha que falleció años después a los 32 años por causas desconocidas.

«Un abrazo a Silvia Lemus, en estos difíciles momentos», dijo en su cuenta de Twitter la directora del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar.

El presidente Felipe Calderón lamentó en su cuenta de la red social twitter la muerte del escritor. «Lamento profundamente el fallecimiento de nuestro querido y admirado Carlos Fuentes, escritor y mexicano universal. La ministra de Cultura (CONACULTA) Consuelo Sáizar dijo al periódico ‘El Universal’ que Fuentes «fue poseedor de una enorme obra literaria. Hombre vital como su prosa. Muere sin el Nobel tan merecido».

La muerte ha pillado por sorpresa a las letras mexicanas. Carlos Fuentes regresó este fin de semana de la Feria del Libro de Buenos Aires y preparaba ya su próximo libro. Nada indicaba que padeciera problemas de salud tan graves.

El autor de ‘La región más transparente’, íntimo amigo del colombiano Gabriel García Márquez, nació el 11 de noviembre de 1928 en la Ciudad de Panamá.
Carlos Fuentes es uno de los escritores miembros del denominado Boom hispanoamericano constituido por los Premios Nobel Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez, respectivamente, y por el argentino Julio Cortázar.

El escritor mexicano tiene una producción muy amplia como autor de novelas, cuentos y ensayos y ha obtenido premios muy prestigiosos por la calidad de su obra como el Premio Biblioteca Breve (1967), el Premio Rómulo Gallegos (1977), el Premio Cervantes (1987) o el Premio Príncipe de Asturias (1994) además de recibir Doctorados Honoris Causa en las universidades más distinguidas del mundo como Harvard o Cambridge.

‘La muerte de Artemio Cruz’ y ‘Aura’ son dos de las mejores novelas de Carlos Fuentes, consideradas hoy clásicos de la literatura hispanoamericana. En ambos libros hay un manejo de las nuevas técnicas narrativas vanguardistas que le permiten retratar imaginariamente ese mundo complejo de un México Posrevolucionario donde confluyen el tema de la Historia, el poder, el autoritarismo y la muerte.

El escritor mexicano fue uno de los intelectuales que año tras año aparecieron en todas las quinielas de los Premios Nobel recientes.

Crítico político

Agencias

Carlos Fuentes fue un intelectual extraordinario que cuestionó durante toda su vida a su país, México, por ser incapaz de construir una democracia más auténtica y desde la literatura encaminó a la narrativa en lengua española hacia la modernidad.

Crítico del nacionalismo oficial mexicano, cosmopolita, Fuentes, nacido en Ciudad de Panamá, en 1928, hijo de padres mexicanos, ejerció una notable crítica contra México, en particular invocando una y otra vez su incapacidad para convertirse en una sociedad moderna y en desvelar los misterios del alma mexicana.

Su concepción de la lengua era que la misma era «como un río caudaloso a veces, apenas un arroyo otras, pero siempre dueño de un cauce (…), toda una profusa corriente de oralidad que corre entre dos riberas: la memoria y la imaginación».

Amante del idioma en que escribía, llegó a decir que su lucha por conservar el español duró toda su niñez, pues estuvo «a punto de perder su idioma nativo cada 24 horas». «El idioma quería decir para mí nacionalidad: era un conjunto opresivo de significados sujetos siempre a lucha, a reconquista», apuntó.

Considerado el fundador de la novela modernista en México, el intelectual cursó estudios superiores en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en el Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra (Suiza). Fue desde muy joven cuando su valía literaria comenzó a sobresalir y a contribuir a la universalidad de una generación de escritores extraordinarios que formarían el llamado «boom latinoamericano».

A su obra narrativa el propio Fuentes la llamó la «Edad del tiempo», e incluye títulos como «Los días enmascarados» (1954), «La región más transparente» (1958), «La muerte de Artemio Cruz» (1962), «Gringo viejo» (1985), «La silla del guila» (2003) y «La voluntad y la fortuna» (2008), sobre la violencia ligada con el narcotráfico. Entre sus ensayos destacan títulos como «Cervantes o la critica de la lectura» (1976), «Los 68» (2005), y «La gran novela latinoamericana» (2011).

 

En 2008, el español Juan Goytisolo dijo que Carlos Fuentes logró junto con García Márquez y el resto de los llamados autores del «boom latinoamericano» «que entroncara de nuevo la literatura española con la modernidad» después de que España diera la espalda a la cultura universal durante siglos.

Entre los muchos premios que ha recibido destacan el Cervantes (1987), el Príncipe de Asturias de las Letras (1994), el de Biblioteca Breve por «Cambio de piel» (1967), y el Nacional de Literatura de México (1984). Además se hizo acreedor a distinciones tales como la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, otorgada por el Gobierno sandinista (1988); la Orden al Mérito en Chile (1993) y la española Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica (2008).

Despacho de Notimex

Carlos Fuentes nació en Panamá el 11 de noviembre de 1928. Su padre era diplomático, por lo cual pasó su infancia en diversas capitales de América: Montevideo, Río de Janeiro, Washington D.C, Santiago de Chile, Quito y Buenos Aires, ciudad que su padre visitó en 1934 como consejero de la embajada de México, país al que llegó después, cuando tenía 16 años.

Fuentes se inició en el periodismo como colaborador de la revista Hoy y obtuvo el primer lugar del concurso literario del Colegio Francés Morelos.

Se graduó en leyes en la Universidad Nacional Autónoma de México y en economía en el Instituto Altos Estudios Internacionales de Ginebra. En 1972 fue elegido miembro de El Colegio Nacional, donde fue presentado por el poeta Octavio Paz y su discurso de ingreso fue Palabras iniciales.

En 1975 aceptó el nombramiento de embajador de México en Francia como homenaje a la memoria de su padre. Fue durante su gestión que se abrieron las puertas de la embajada a los refugiados políticos latinoamericanos y a la resistencia española.

Sin embargo, en 1977 renunció a su puesto de embajador en protesta contra el nombramiento del ex presidente Gustavo Díaz Ordaz como primer embajador de México en España después de la muerte de Franco.

Obra literaria

Entre sus obras destacan: La región más transparente (1958); Las buenas conciencias (1959); La muerte de Artemio Cruz (1962); Aura (1962); Cantar de ciegos (1964); Zona Sagrada (1967); Cumpleaños (1969); Terra Nostra (1975); La cabeza de la hidra (1978); Agua Quemadam, Cuarteto Narrativo (1983) y Gringo Viejo (1985).

Asimismo, Cristóbal Nonato (1987); La Campaña (1990); La Frontera de Cristal. Una novela en nueve cuentos (1995); Los años con Laura Díaz (1999); Instinto de Inez (2001); La Silla del Águila (2003); Todas las familias felices (2006); La voluntad y la fortuna (2008) y Adán en Edén (2009), entre otras.

A principios de este mes Carlos Fuentes había declarado que se encontraba preparando una nueva obra, que tendría por título Federico en su balcón, en la que plantearía un diálogo con el filósofo alemán Friedrich Nietzsche y que esperaba presentar en noviembre próximo en la Feria del Libro de Guadalajara (México).

«Nietzsche dijo ‘Dios ha muerto’ y Dios le dice ‘te voy a dar una segunda oportunidad, vuelve a la tierra’. La novela es mi diálogo con Nietzsche», había dicho el escritor mexicano.

Premios

Algunos de los reconocimientos que recibió a lo largo de su vida son: Premio Mazatlán de Literatura por Tiempo mexicano (1972); Premio Xavier Villaurrutia (1976) y Premio Rómulo Gallegos por Terra Nostra (1977); Premio Internacional Alfonso Reyes (1979); Premio Nacional de Literatura de México (1984) y Premio Cervantes (1987).

Condecoración de la Legión de Honor (1992); Premio Internacional Menéndez Pelayo (1992); Premio Grizane Cavour (1994); Premio Príncipe de Asturias (1994) y Medalla Picasso de la Unesco (1994).

Doctorado Honoris Causa por la Universidad Veracruzana (2000); Premio Internacional Don Quijote de La Mancha (2008); Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Quintana Roo (2009); Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica (2009); Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (2010).