29 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Misión de Germán Cardona en el Vaticano

22 de mayo de 2012
22 de mayo de 2012

german

«Claro que le ayudo, y le voy a mandar un buen emisario, que es el ministro de Transporte», le contestó Santos al mandatario de la capital paisa, según la cadena radial Caracol.

La guillotina santista

Cardona reemplazará en el vaticano al periodista antioqueño César Mauricio Velásquez, quien, además, ofició como jefe de prensa de la Casa de Nariño en la presidencia de Álvaro Uribe. Santos le “cortó la cabeza” con el pretexto de que enfrenta investigaciones en la Fiscalía y la Procuraduría General de la Nación. Como bien se sabe, Velásquez es un uribista de primera clase. Se cree que la suerte que corrió, la tendrán que asumir más temprano que tarde todos los funcionarios uribistas en el gobierno de Santos. Entre ellos, obvio, el director nacional del Sena, Luis Alfonso Hoyos Aristizábal.

Amigos de lo ajeno

Dos datos curiosos sobre el atentado a Fernando Londoño. En los días inmediatamente anteriores al ataque terrorista unos individuos se metieron al parqueadero del edificio donde él reside y se robaron tres carros. Aunque ninguno era de él, la modalidad, la audacia y la magnitud de un robo de esa naturaleza en un prestigioso edificio del norte de Bogotá desconcertó tanto a los inquilinos como a las autoridades. Y el otro dato que no ha pasado inadvertido es que el doctor Londoño, por ser una persona amenazada, contaba con una escolta profesional importante compuesta por 18 personas y dos carros, lo que hacía pensar que era poco probable que alguien se atreviera a lo que efectivamente sucedió. Confidenciales, Semana.

La sangre tira

El ex alcalde de Manizales Jorge Enrique Rojas Quiceno reconoció que le ayudó bastante en la campaña para la alcaldía de Manizales a su primo Jorge Eduardo Rojas, con quien ha mantenido viejas divergencias personales. Prueba de que la sangre tira fue la actitud de colaboración que observó Jorge Enrique frente a la campaña de su familiar no obstante el distanciamiento que alimentaron mutuamente durante varios años. Ahora la meta de Rojas, que ya no está inhabilitado políticamente, es el Senado de la República. ¿Le ayudará su primo desde la alcaldía?

La ira «santa» de Juan Manuel con Echeverry

Al ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry; y al director de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, los salvó la campana. O mejor, la diferencia horaria entre Colombia y Singapur. La filtración de uno de los borradores de la reforma tributaria desató la ira del Presidente Santos, que estaba en Asia, desde donde dio instrucciones de expedir un comunicado desautorizando a los dos funcionarios en temas como el IVA. Santos llamó a Echeverry, pero las explicaciones fueron peores, pues el Ministro le dijo que había sido una filtración de los técnicos del Ministerio. El Presidente entró en cólera y colgó. Echeverry quiso volver a hablar con Santos, pero éste no le pasó al teléfono. La molestia de Santos no se ha disipado. De buena fuente, El Colombiano.

Uribe vs. Arizmendi

La enemistad del expresidente Uribe y el periodista Darío Arizmendi, director de 6 a.m. 9 a.m., no es de ahora. Viene desde hace varios años cuando el periodista de Caracol emprendió una durísima campaña contra la segunda reelección de Uribe. Las entrevistas y los comentarios de Arizmendi levantaron ampollas, no solo en el equipo del último Gobierno de Uribe sino entre sus seguidores más leales. Las escaramuzas de los uribistas contra Arizmendi se escuchaban en cocteles y reuniones políticas. Pero nunca se habían evidenciado al aire y el expresidente jamás había hecho una referencia pública a estas diferencias. Pero la entrevista que le realizó Arizmendi hace dos semanas al excabecilla Salvatore Mancuso llenó la tasa y exacerbó al expresidente y a sus seguidores. Violenta y demoledora la columna de José Obdulio Gaviria en El Tiempo del miércoles, titulada “El ‘Sinchi’ ataca de nuevo”. Y el expresidente Uribe envió desde su residencia un video con el siguiente mensaje: -“El periodista Darío Arizmendi acudió a mi oficina en la Presidencia a abogar por la adjudicación de un Canal de TV, contesté que se adjudicaría con transparencia en licitación pública, el señor Arizmendi arreció la hostilidad”. Luego del atentado terrorista a Fernando Londoño, el expresidente volvió a atacar a Arizmendi el martes en “La hora de la verdad”. Al expresidente y a sus amigos les pareció que la entrevista de Arizmendi y su combo de periodistas con el excabecilla Salvatore Mancuso fue inducida de principio a fin. Pero las preguntas que más le molestaron a Uribe tienen que ver con la presunta relación de Mancuso con su campaña para la primera reelección, el supuesto plan de ese Gobierno para desprestigiar a la Corte Suprema de Justicia, la insistencia en el caso de Francisco Santos y la presunta relación de su hermano Santiago con el grupo paramilitar “Los 12 apóstoles”. Las espadas están servidas. Juan Paz, El Mundo.