26 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ludotecas previenen el matoneo

19 de mayo de 2012
19 de mayo de 2012

A esta conclusión llegaron investigadores de la Universidad Tecnológica de Pereira, UTP, que adelantaron un estudio en varios colegios de la capital risaraldense.

El hecho se reveló durante el Primer Encuentro Departamental denominado “Dinamizadores y constructores de Convergencias Lúdico-pedagógicas” que se llevó a cabo este viernes en el Hotel Torreón de Pereira.

Durante el Encuentro los delegados de Marsella, Quinchía, Apia, Balboa, Santa Rosa, Belén, y  Mistrató presentaron experiencias sobre el impacto de las ludotecas en cada municipio.

De acuerdo con la docente de la UTP, Margarita María Cano Echeverry, en el estudio se tomó como base de trabajo cuatro grupos de jóvenes que participaron en  12 sesiones de las ludotecas.

“Luego de estas sesiones se encontraron cambios significativos en los jóvenes de tres grupos”, señaló Cano Echeverry, quien destacó que antes de las sesiones los estudiantes que se identificaban como agresores disminuyeron después de las sesiones de dos horas.

De igual manera después de las ludotecas disminuyeron los casos de jóvenes que se identificaban como agredidos.

“Por otra parte los estudiantes cambiaron la forma de resolver sus conflictos y mejoró la comunicación y el trabajo en equipo”, señaló la Secretaria de Salud Departamental, Lina Beatriz Rendón Torres.

“Ludotecas para la salud mental y la convivencia” es una estrategia con la cual los risaraldenses de todas las edades “aprenden jugando” habilidades para la vida y convivencia.

“Con esta estrategia, que involucra acciones lúdicas y recreativas, logramos que los  niños, adolescentes, jóvenes, padres y abuelos se integren y aprendan juntos cómo enfrentar los estados de ánimo”, señaló el gobernador de Risaralda, Carlos Alberto Botero López.

De acuerdo con el director de Salud Pública, Cristián Herrera Giraldo,  las ludotecas también  desarrollan habilidades relacionadas con primeros auxilios emocionales, violencias evitables, rehabilitación basada en comunidad, pautas de crianza, estilos comunicativos, resolución de conflictos y atención primaria en salud.

“Las ludotecas se construyen a partir del modelo de Salud mental positiva que  plantea seis criterios a potencializar como: satisfacción personal, actitud prosocial, autocontrol, autonomía y resolución de problemas”, agregó Herrera Giraldo.