21 de junio de 2024

Los del Servicio Secreto que cuidan a Obama son unos tontos: Dania

5 de mayo de 2012
5 de mayo de 2012

Londoño Suárez explicó en la entrevista que en una noche normal decidió ir a una discoteca con tres amigas más y que estando allí varios hombres extranjeros se les acercaron y les ofrecieron bridarles unos tragos, sin saber ellas que se trataban de agentes secretos de Estados Unidos.

“Nos tomamos la primera botella de vodka, la segunda de vodka y luego uno de ellos se acerca y me dice que yo era muy bonita y que quería salir conmigo, me dijo ‘sex’, pero le advertí que me tenía que dar un regalito (…) cuando llegó la hora de irse del lugar para el hotel le advertí que el regalito que quería eran 800 dólares (…) le dije baby cash money, me dijo cuánto y le aclaré que eran US$800”, explicó Dania en el diálogo con La W.

De acuerdo con la versión de Dania en la cadena radial, llegaron al hotel Caribe entre 1:00 a.m. y 1:30 a.m. y a las 6:30 a.m. recibió la llamada de la recepción del hotel que le recordaba que ya era momento de irse.

“Desperté entonces al señor para que me diera el dinero y sólo me dijo ‘go bitch’… no te voy a pagar, sacó entones 50 mil pesos de su cartera y me dijo que eran para el taxi… me quedé en shock cuando me salió con esas”, agregó en la entrevista exclusiva  con La W.

Dania explicó entonces que salió de la habitación y fue al cuarto de en frente en donde sabía que estaba hospedado su amigo, a quien le comentó la situación y le pidió que le pagara los 800 dólares que estaba exigiendo por sus servicios, pese a que incluso una de sus amigas que también se fue con otro agente le aconsejaba que se fueran del lugar sin el dinero.

“Lo que pasa es que ella fue por gusto, yo no, esto es un negocio”, acotó en La W, al tiempo que explicó que nunca formó escándalo o alboroto como se mencionó en un principio.

Luego manifestó que al ver un policía colombiano en el hotel, le contó la situación y que la actitud que tomó el uniformado daba señas de que él sí sabía que se trataba de un incidente con agentes del servicio secreto de los Estados Unidos.

Dijo que se devolvió a la habitación del agente con quien pasó la noche, pero esta vez con el uniformado colombiano y que fue entonces cuando los otros agentes le dijeron en inglés “no pólice please… pero es que ¿si ellos no tenían consideración con mi situación, por qué iba a tenerla yo con ellos?”

Sin embargo, no logró que el hombre que no le pagó abriera la puerta, motivo por el cual entre los otros agentes y el propio policía colombiano le colectaron 250 dólares. “Fue entonces cuando me di cuenta de que estaba perdiendo mi tiempo y que nunca lograría mis 800 dólares… entonces decidí abandonar el hotel a eso de las 10:30 a.m. y dos días después  revienta el escándalo porque hasta entonces nunca supe que eran agentes secretos”.