13 de junio de 2024

Ley de Partidos, toda una burla

4 de mayo de 2012

uriel ortizDe acuerdo a la racha de demandas contra Gobernadores y Alcaldes, elegidos en los Comicios del 2011, en nuestro País, se impuso la norma, de: Elija ahora y demande después. Porque, cómo nuestra justicia es parapléjica, la corrupción dispone de tiempo suficiente para hacer de las suyas durante todo el período.
Esperamos que el Consejo Nacional Electoral, investigue con toda severidad las anomalías que se cometieron con la expedición de avales, puesto que de acuerdo a como están las cosas, casi el 50% de los Gobernadores y cientos de Alcaldes,  posesionados en enero pasado, tienen problemas de diferente índole y muchos de ellos caerán bajo el rigor de los Organismos de Control, y  Judiciales.    
La Ley de Partidos, en lo relacionado con la expedición de avales, tramitada por el Congreso de la República antes de las últimas elecciones, resultó toda una farsa  para los ciudadanos, que, se acercaron a las urnas a ejercer su voto, confiados en que el candidato por el cual votaron, reunía todos los requisitos legales para ejercer el cargo, puesto que fue avalado por el Partido Político o movimiento de sus Preferencias.
Los directivos de los Paridos Políticos, ¿no se dan cuenta que avalar un candidato  con problemas con la Justicia, no es más que una estafa a los electores? ¿Sabrán también estos señores, el mal tan grande que hacen con su proceder, a los Departamentos y Municipios, frenando por esta causa sus procesos de desarrollo, y convirtiéndolos en toda una gallera de resentimientos? De otro lado, cuánto dinero le cuesta al Estado, realizar elecciones atípicas, soy de los que cree que quién expide un aval para candidato no idóneo,  debe asumir los costos de estas elecciones.  
Es inaceptable que a menos de cinco meses de posesionados los nuevos Gobernadores y Alcaldes, ya se hayan celebrado elecciones de este rango en varios municipios, son cuatro los Gobernadores suspendidos por la Procuraduría y la Contraloría. Pero, esperemos que con el correr de los días aparecerá una racha de nuevas sorpresas.  
Parece que los directores de los Partidos Políticos, para evadir responsabilidades, pretenden expulsar a los funcionarios electos, que hubiesen avalado y resulten suspendidos por los Organismos de Control, vaya, tamaña exageración, ese no es el camino, señores, Ustedes de acuerdo a la Ley, son responsables de toda esta debacle que sufren las Administraciones Regionales y Municipales, por no haber tomado las precauciones del caso, estudiando a fondo los antecedentes de cada uno de los candidatos que avalaron.
Si Usted señor Director de Partido, fue el responsable de expedir avales sin el lleno de los requisitos y actualmente ocupa un cargo dentro del Gobierno o es Legislador, por favor renuncie, o si no, cualquier ciudadano de acuerdo a la Ley de Partidos, podrá pedir su destitución o la pérdida de su investidura, por causal de mala conducta, además de las acciones y sanciones disciplinarias que recibirá el Partido que Usted representa.
Esta es una demostración más, de la precariedad de los Partidos Políticos en Colombia, son tan proclives a cometer cualquier tipo de anomalía que, están expuestos a infectarse de cualquier bicho de corrupción. Soy de los que cree a pie juntillas que en Colombia no existen Partidos Políticos, estos, no son más que montoneras de ciudadanos para acceder a posiciones burocráticas y repartirse las prebendas del Estado entre unos pocos.
Si sometemos los Partidos Políticos, a un examen democrático y les indagamos por sus definiciones ideológicas y procesos de desarrollo de conformidad con sus enunciados y principios, estoy absolutamente seguro que todos se rajan.
No olvidemos que todo Partido Político tiene su razón de ser, en una manifestación popular, la cual debe expresarse estatutariamente, para de allí, proceder a conformar su plataforma ideológica, que será la que vaya a regir sus destinos hacia el futuro.     

[email protected]