25 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fernando Londoño atribuyó atentado a una ‘repotenciada’ guerrilla de las Farc

24 de mayo de 2012
24 de mayo de 2012

“Me hubieran podido matar de muchas maneras pero prefirieron hacerlo de modo que mi muerte fuera una notificación a un sector muy amplio de la sociedad y en particular a ustedes, queridos amigos periodistas, para que supieran, para que quedaran notificados de que hay cosas en Colombia que no pueden decirse, que hay opiniones que no pueden emitirse, que hay puntos de vista que no se pueden sostener”, dijo durante la rueda de prensa.

Afirmó que no se rendirá ante las amenazas en su contra y aseguró que ahora más que nunca va a luchar porque no se genere impunidad por el atentado en su contra y trabajará porque Colombia sea un territorio de paz.

“De Colombia no me voy, seguiré luchando con más ansias. Viví un momento de manos de los peores colombianos que atentaron contra mi vida, pero vi la mejor cara de los colombianos que me apoyaron”, indicó Londoño.

Londoño atribuyó el atentado a las Farc, al mismo tiempo que sostuvo que no cree en esos “tiburones” de la extrema derecha, tal como lo aseguraron algunos sectores después del atentado.

Londoño expresó que “el único que no cree que son las Farc las responsables es el presidente Juan Manuel Santos”.

Además, dijo que Santos es el directo responsable de la seguridad en el país y que si él no asume dicho liderazgo, habría que encontrar otro.

“El director de la Policía de Bogotá es un hombre sabio y señaló a las Farc como los responsables, el comandante del Ejército, el general Mantilla, no dudó en decir que era la guerrilla. Pero me extraña que el único que piense que es la extrema derecha sea el presidente Santos”, dijo Londoño.

“El director de la Policía de Bogotá es un hombre sabio y señaló a las Farc como los responsables, el comandante del Ejército, el general Mantilla, no dudó en decir que era la guerrilla. Pero me extraña que el único que piense que es la extrema derecha sea el presidente Santos”, dijo Londoño al señalar que no entiende cómo se puede catalogar esa forma de terror que, según él, siempre ha venido de parte de las Farc.

“Es torpe decir si esta forma de terror es de derecha o izquierda. Son terrorista que deben ser derrotados y vencidos. Esta guerra no se combate con estadísticas de cuántos bombardeos exitosos se han logrado o con discursos, se combate con liderazgo y determinación”, dijo el exministro quien aún se recupera de las secuelas del ataque.

Cómo hago para pensar que alguien distinto de las Farc, que siempre han manifestado su intención de asesinarme, no son los que ahora tratan de hacerlo con esta bomba”, dijo Londoño al enumerar las veces que ha sido declarado objetivo de la guerrilla por su desempeño en el gobierno.

Londoño señaló que el terror se tomó a Colombia y manifestó que la única forma de combatirlo es convocando una unión nacional contra el terrorismo. “Se necesita a alguien con liderazgo y no estoy proponiendo un golpe de Estado. El líder obvio es el presidente, pero cuando el presidente falla, surgen otros líderes que son seguidos por el pueblo. Ese liderazgo tiene que aparecer o estamos perdidos”, aseguró.

El atentado fue cometido con una bomba colocada en la parte delantera de la camioneta blindada en la que Londoño se transportaba por las calles del norte de la capital colombiana.

El artefacto explotó cuando el vehículo estaba detenido en el cruce de una calle y una avenida, a la espera de la señal verde del semáforo.

En el ataque murieron dos escoltas de Londoño, abogado que ejerció como ministro del Interior en los primeros dos años del Gobierno del ahora expresidente Álvaro Uribe.

Tras retirarse del Gobierno, en medio de una polémica por denuncias de corrupción, Londoño se dedicó al periodismo, como director de La Hora de la Verdad, programa diario informativo y de opinión que se transmite por la cadena Radio Súper.

Capturado presunto implicado en atentado contra exministro Londoño

Atencia EFE

Las autoridades colombianas detuvieron, en el sur de Bogotá, a un presunto guerrillero de las FarC quien habría participado en el atentado de la semana pasada contra el exministro colombiano Fernando Londoño, que dejó dos muertos y una veintena de heridos.

El arrestado, Andrés Felipe Ríos Giraldo, que supuestamente pertenecería a la Red Urbana Antonio Nariño (Ruan), de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), fue presentado a órdenes de un juez que le definirá su situación en las próximas horas, coincidieron medios locales.

En la vivienda del barrio El Paraíso de la capital colombiana, en donde se produjo la captura, la Policía halló 10 estopines que sirven para activar cargas explosivas y material alusivo a las Farc.

Esta es la primera captura que realizan la autoridades que investigan su presunta participación en la acción terrorista del pasado 15 de mayo ocurrida a pocas cuadras del centro financiero de Bogotá, en donde además funcionan universidades, colegios y centros comerciales frecuentados por numerosas personas.

El presidente Juan Manuel Santos ha dicho en varias oportunidades que no se tiene certeza de quiénes fueron los autores del atentado.

En contraposición, Londoño reiteró que los autores materiales del atentado con una bomba lapa, fueron rebeldes de las Farc.

Londoño, quien fue ministro del Interior y de Justicia entre 2002 y 2004 en la administración del ahora expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), también le exigió a Santos ejercer el liderazgo que se espera de él contra el terrorismo y dijo que si no lo consigue «habría que encontrar otro».

Londoño, también dijo que con el atentado en su contra se pretendía silenciar a la prensa «por el medio más directo y más eficaz: el terror en el corazón de los periodistas que preferirán el silencio acomodado, la observación pausada de aquellos fenómenos y la inacción a tomar el riesgo de una bomba lapa».

Indicó, además, que el medio utilizado para intentar acabar con su vida «representa una finura» en el «manejo de la capacidad de agresión que tenemos que observar muy de cerca».