21 de junio de 2024

Eliminan Comisión de Acusaciones en reforma a la justicia

11 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012

Según el proyecto, la investigación en su etapa preliminar de los altos dignatarios del país, entre ellos el Presidente de la República, quedará en manos de particulares.

En esa instancia le “aconsejarán” a la plenaria de la Cámara si hay méritos o no para abrir un juicio político.

El antejuicio político

Sin embargo, se mantiene y regresa al sistema de fuero especial o ‘súper-fuero’ para los mismos altos dignatarios del país.

Es decir el presidente, vicepresidente, procurador, fiscal y magistrados de las altas cortes, deberán ser procesados políticamente primero por el Congreso, antes de llegar a un paso judicial que deberá surtirse en la Corte Suprema de Justicia.

Por eso, se establece que existe el antejuicio político que se adelantará en la Cámara de Representantes, tras el “consejo” de dicha comisión técnica.

Luego de pasar por la plenaria de la Cámara el caso deberá pasar por la plenaria del Senado y ahí se define la «indignidad política» y por ende suspensión o destitución del cargo.

Ahora, con la eliminación de la comisión de Acusaciones se deja claro que el Congreso no podrá llevar procesos de tipo judicial; por ende, no se podrá hablar de responsabilidad penal de los altos aforados.

Así quedó el artículo:

Artículo 6°.El artículo 178 de la Constitución Política quedará así:
Artículo 178.La Cámara de Representantes tendrá las siguientes atribuciones especiales:

1º. Elegir el Defensor del Pueblo
2º. Examinar y fenecer la cuenta general del presupuesto y del tesoro que le presente el Contralor General de la República.
3º. Acusar ante el senado al Presidente de la Republica o quien haga sus veces y al Vicepresidente de la República por conductas que puedan constituir delitos, faltas o causal de indignidad.
4º. Acusar ante el senado cuando hubiere causas constitucionales o legales a los magistrados de la Corte constitucional, a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, a los magistrados del Consejo de Estado, al Fiscal General de la Nación, al Procurador General de la Nación y al Contralor General de la República.
5º. Conocer de las denuncias y quejas que ante ella se presenten por el Fiscal General de la Nación o por los particulares contra los expresados funcionarios. Si la denuncia se refiere a delitos comunes y la comisión de aforados la encuentra fundada la Cámara la remitirá a la Corte Suprema de Justicia para lo de su competencia. Las denuncias infundadas o temerarias serán archivadas por la comisión.
Cuando se encuentre fundada la denuncia o queja por una conducta que pueda constituir delito relacionado con sus funciones o infracción a los deberes funcionales de conformidad con la constitución y las leyes, la Cámara dará traslado de ella a la Comisión de Aforados que estará integrada por 9 juristas de alta reputación preferentemente ex magistrados de la Corte Constitucional, Corte Suprema de Justicia y Consejo de Estado o profesores eméritos de universidades públicas o privadas o profesionales del derecho que hubieren ejercido la profesión con buen crédito por más de 30 años, quienes serán elegidos a razón de cinco por la Cámara de Representantes y cuatro por el Senado, para un periodo de 4 años, dentro de los 30 días siguientes a la instalación del Congreso elegido para un periodo constitucional, y no serán reelegibles. Esta Comisión se encargará de establecer si hay merito o no para acusar ante el Senado y así lo informara a la plenaria de la Cámara.

La Cámara prestará a esta Comisión todo el apoyo humano y logístico requerido para el cabal cumplimiento de su función con celeridad, eficiencia y eficacia.

Parágrafo primero: La denuncia o queja que se formule contra los servidores públicos a los que se refiere el artículo 174 de la Constitución, por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones, por indignidad, por mala conducta o por delitos comunes, se presentará personalmente por el denunciante mediante escrito acompañado de las pruebas que obren en su poder o de la relación de las pruebas que deban practicarse y que respaldan la denuncia o queja. Iguales requisitos deben cumplir las denuncias o quejas que se presenten contra los congresistas por delitos o faltas disciplinarias.

Sin embargo no se requerirá presentación personal para la denuncia de delitos contra personas y bienes protegidos por el derecho internacional humanitario.
Parágrafo segundo. Las decisiones proferidas por el Senado en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 174 y por la Cámara en virtud de lo normado en este artículo son de naturaleza política y, por tanto, no implican el ejercicio de función judicial o administrativa. En consecuencia no tendrán acción ni recurso alguno ante otra autoridad.