27 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Congreso de Colombia se une a la Organización Mundial de Parlamentos de lucha contra la corrupción

29 de mayo de 2012
29 de mayo de 2012

La vinculación del Congreso de Colombia a la red mundial legislativa de lucha contra la corrupción surgió al término de un foro en el auditorio “Luis Guillermo Vélez”, impulsado con la Comisión de Etica del Senado y que contó con la presencia de Nasser Al Sane presidente de la Organización Mundial de Parlamentarios contra la corrupción “GPAC”, el Ministro de Justicia Juan Carlos Esguerra, el Defensor del Pueblo Volmar Pérez, el Procurador Auxiliar para la descentralización y entes territoriales Carlos Augusto Mesa y el Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Libre Rubén Alberto Duarte, además de los senadores Luis Carlos Avellaneda y Hernán Andrade, estudiantes de derecho e investigadores del tema de la corrupción a nivel nacional e internacional entre otros.

“El Congreso debe liderar el tema de lucha contra la corrupción. Nuestro objetivo es defender la institucionalidad que permita recobrar la credibilidad”, dijo el senador Jorge Hernando Pedraza, al tiempo que el Ministro de Justicia Juan Carlos Esguerra propuso que en la agenda académica de las facultades de derecho se imparta la cátedra de Etica.

“Es urgente atacar la corrupción desde la academia. Es un trabajo de toda la sociedad colombiana”, dijo.

En ese sentido, el senador Manuel Enríquez Rosero consideró que Colombia con la creación del capítulo del GOPAC da un paso trascendental en la construcción de la cultura de la legalidad. “Con su creación se facilita el trabajo de lucha contra la corrupción en materia legislativa, política e investigativa”, señaló.

Finalmente, el presidente de la Organización Mundial de Parlamentarios contra la corrupción “GOPAC”, el kuwaití Nasser Al-Sane aplaudió el paso dado por el Congreso de Colombia de abrir su capítulo. “Es una tarea de todos los parlamentos del mundo. La cultura de la prevención y del buen ciudadano, son esenciales para crear una legislación fuerte contra la corrupción en los cinco continentes”, sentenció.