29 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Compromisos con el Hospital Infantil

22 de mayo de 2012

Se anunció que durante la semana que comienza se adelantarían negociaciones entre la Gobernación y los directivos de la Cruz Roja de Caldas, con el fin de ponerse de acuerdo en los diferentes aspectos de la compra (que podría estar cerca de los $16 mil millones), tomando en cuenta que el Hospital Infantil hoy tiene deudas cercanas a los $6 mil millones, las EPS le deben casi $7 mil 500 millones, hay un importante pasivo pensional acumulado y la edificación misma y los equipos médicos también tienen su valor.

De concretarse la compraventa, la administración del Hospital Infantil pasaría a manos del Santa Sofía, que lo mantendría con el enfoque hacia la población de menores de edad, como unidad pediátrica, con lo que el sentido por el que fue creado hace cerca de 75 años se mantendría, y así sería un hecho que Caldas y Manizales conservarían la tradicional institución que ha hecho tanto bien a la región durante toda su existencia.

La salida también tiene en cuenta aspectos como que actualmente a la Universidad de Caldas le llegan recursos provenientes de la estampilla pro-universitaria, y que este centro y las demás universidades de la región que tienen carreras relacionadas con el sector de la salud necesitarían impulsar convenios para la realización de las prácticas de sus estudiantes.

Así, el Santa Sofía, que en un tiempo podría convertirse en hospital universitario, haría todos los convenios docencia-servicio necesarios, lo que tendría un impacto positivo en la atención a los pacientes y a la vez ayudaría a que los programas universitarios se certifiquen como de alta calidad. Por todo esto, la salida planteada para el Hospital Infantil no es solo la más viable sino la mejor en diversos aspectos, que podrían beneficiar bastante la golpeada prestación del servicio que hoy tenemos en Caldas.

Tras los recientes anuncios, que apuntan a que la situación del Hospital Infantil tendrá una cercana salida, es necesario resaltar el trabajo desarrollado por un grupo de concejales de Manizales y diputados de Caldas, conocedores del sector de la salud, quienes en una mesa especial estudiaron el caso y promovieron el modelo de salida que hoy está a punto de concretarse. Lo más importante es que, al final, se pase de las buenas intenciones a las soluciones reales.

De todos modos, y aunque la noticia frente al Infantil es buena, también es importante tener claro que el sistema de salud colombiano se transforme para garantizar que la población más vulnerable reciba la atención que necesita. Mientras que la salud no sea vista con mayor responsabilidad por el Estado y los particulares, para que la mayor parte de los recursos no se quede en la intermediación o en las manos de unos pocos que aprovechan las grietas del sistema para apropiarse de los recursos, los problemas seguirán aflorando. Ojalá se tomen las decisiones adecuadas, para que los remedios para el Infantil resulten efectivos y favorables en el largo plazo.

La Patria/Editorial