26 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cada mes, los compradores de la Lotería dejan sin reclamar $70 millones en premios

20 de mayo de 2012
20 de mayo de 2012

De acuerdo con las leyes vigentes, los premios que no son reclamados por el público dentro de los términos legales, deben ser destinados a la salud pública y a la financiación de campañas en contra de las rifas, apuestas y juegos ilegales.

En Colombia, los premios de las loterías tenían una caducidad de diez años, pero la Ley 1393 del 2010 estableció que a partir del 2011, el término para dicha caducidad se redujo a un año.

El gerente de la Lotería del Risaralda, Mario León Ossa, indicó que el año pasado, cuando entró en vigencia la Ley, la empresa contabilizó un total de $2.359 millones en premios caducos. De ese monto, $1.769 millones (el 75%) se transfirió al sector de la salud y $589 millones (el 25%) fueron invertidos en campañas contra los juegos ilegales.

En lo que va corrido del presente año, entre enero y abril, el monto de los premios que no han sido reclamados por los compradores asciende a $332.1 millones, de los cuales $249.1 millones fueron destinados a la salud pública y $83 millones a las campañas pedagógicas y de control de las apuestas ilícitas.

Esto quiere decir que alrededor de $70 millones en premios no son reclamados cada mes por los apostadores, debido a diversas razones. Y no se trata solo de premios secos, sino también de premios mayores, cuyos compradores no han aparecido a efectuar el cobro respectivo.

En algunos casos, esta situación obedece al descuido de los apostadores, en otros a la pérdida del billete o las fracciones, en unos al olvido o en algunos al deterioro del tiquete ganador.

Lo cierto es que mientras algunos apostadores dejan perder esta importante suma de dinero en premios de la Lotería del Risaralda, los beneficios son para la salud pública que ha encontrado en los premios caducos otra fuente importante de ingresos.

Datos de interés:

http://eje21.com.co/images/M_images/vieta%201.jpg Entre los premios caducos entregados a la salud, se encontraba un premio mayor de $555 millones que no fue reclamado y el cual fue vendido en Popayán.

http://eje21.com.co/images/M_images/vieta%201.jpg En el 2006, tampoco fueron reclamadas dos fracciones de dos premios mayores diferentes. Cada una de ellas tenía un premio de $277 millones.