24 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Buenos días Míster TLC

24 de mayo de 2012

uriel ortizSin embargo, Mister TLC, con tu socio Colombia a la cabeza, ya empezaste a despegar, procura comportarte, no como el gringo agrio y prepotente,- imagen que siempre hemos tenido de ti -, más bien acepta que ya eres nuestro socio y que juntos debemos recorrer caminos escabrosos. No te olvides que somos un País convaleciente y proclive, constante y permanentemente permeado por cuatro factores que desde hace más de cincuenta años luchan por desestabilizarnos: narcotráfico, guerrilla, paramilitarismo y corrupción. Este último alimentado desde las altas fuentes del Estado. En su conjunto forman un monstruo de cuatro cabezas, cada una de ellas con cerebro propio, incrustadas en nuestro Estado de Derecho, que muchas veces sus actuaciones pasan desapercibidas, pero su impacto se siente en las clases menos favorecidas, por eso estos cuatro enemigos viven disparados. Muchas veces parecería se echaran a dormir la siesta para darnos contentillo de derrota, pero, después despiertan hambrientos y sedientos de sangre y de violencia.

Sin embargo, tus cargamentos vía TLC, empezaron a llegar a los diferentes puertos de Colombia desde el pasado 15 de mayo en forma holgada y sin mayores contratiempos con 0% Arancel, gracias a que tuviste la persistencia de esperar que nuestros dos Gobiernos, después de una tediosa espera, por fin firmaran el tan accidentado convenio bilateral. El vuestro, fue finalmente generoso y procedió a firmarlo sin mayores contratiempos.

Indudablemente que son varios los empresarios que a la fecha también han logrado coronar sus exportaciones dentro del mismo tiempo, sin embargo, no nos olvidemos que existe una inmensa franja de pequeños y medianos productores, de gran impacto comercial, pero, que desafortunadamente no disponen de la infraestructura y la logística adecuada para lograr sus objetivos de exportación vía TLC /USA.

Aquí es donde se deben analizar las fortalezas y debilidades del Tratado, para que bilateralmente se creen nichos de importación / exportación, logrando materias primas a menores costos, pero, con intercambio de tecnología y celebrando convenios mediante la aplicación de las Cadenas Productivas y las Alianzas Estratégicas. Para estos efectos es muy importante celebrar ferias y ruedas de negocios, donde participen industriales y comerciantes de ambos Países.

Otra forma de lograr mayores beneficios del TLC, entre Colombia y los Estados Unidos, es creando los satélites mixtos de producción. Esto quiere decir, que las mercancías de importación y exportación, pueden ser elaboradas en convenio con las partes, mediante la constitución de acuerdos comerciales. Aquí prevalecerían los aportes del conocimiento, con el fin de aplicar la mayor experiencia y sacar productos de mayor calidad y competitividad a los mercados internacionales.  
No olvides Míster TLC, que son millones los Compatriotas que quieren ver tus productos en los mercados, por una razón muy sencilla: sufrimos del complejo de inferioridad y lo más grave, de subdesarrollo, siempre pensamos que lo nuestro no vale nada, y que Ustedes los Gringos, se las saben todas en cuestiones de tecnología, calidad y competitividad, en esto puede que tengan la razón, pero, se van a quedar sorprendidos con la cantidad de nuestros recursos naturales y humanos, listos a encauzarse por los diferentes procesos de desarrollo. Nuestro País en este aspecto es toda una fuente inagotable.

Por consiguiente Míster TLC, lo mejor es que nos entendamos con acuerdos bilaterales de producción y gestión comercial. Si Ustedes disponen de la tecnología por favor pónganla a disposición de nuestro País. Lo más grave que se puede presentar es que de pronto se utilice la política del garrote, para tratar de demeritar nuestras exportaciones. Si manejamos bien el Tratado TLC, con los Estados Unidos, podemos estar convencidos que los dos Países se verán beneficiados.
No olvidemos que hay que entrar en la onda del TLC, estoy convencido que el de Norteamérica, es el más beneficioso para los Colombianos, sin embargo, hay que aceptar que tiene sus fortalezas y debilidades, pero, definitivamente, no nos quedemos con los brazos cruzados, que no nos pase como a la novia bonita, que finalmente se quedó solterona, por exigente, criticona y demasiado recatada.

[email protected]