27 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Autores del atentado contra Londoño están en Venezuela, dice Uribe

18 de mayo de 2012
18 de mayo de 2012

La agencia internacional de noticias despachó a sus abonados del mundo, la rueda de prensa del ex mandatario colombiano en Miami:

Agencia AFP

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe afirmó este viernes en Miami que “la dictadura” del presidente venezolano, Hugo Chávez, convirtió a Venezuela en un “paraíso del narcotráfico” y protector de guerrilleros que provocaron el atentado terrorista en Bogotá el martes.

El exmandatario colombiano (2002-2006 y 2006-2010) tampoco escatimó críticas hacia el actual gobernante de Colombia, Juan Manuel Santos, por sus acercamientos con el gobierno de Chávez para negociar con la guerrilla.

“Venezuela se ha convertido bajo la dictadura de Chávez en un paraíso del narcotráfico”, sostuvo el expresidente en un almuerzo de la Decimosexta Conferencia Bienal del Consejo Nacional Cubano Americano (CNC) en Miami, que el viernes, día de clausura, reunió a líderes de empresas para escucharlo hablar sobre el panorama económico y social actual de América Latina.

No obstante, Uribe concentró su discurso y posterior rueda de prensa en hablar de Venezuela. Basó sus denuncias sobre el deterioro socioeconómico de ese país petrolero en estadísticas que dan cuenta del aumento de los homicidios y secuestros desde que el presidente Chávez asumió el gobierno en 1999 y reveló datos sobre seguridad aérea que obtuvo en sus años como presidente.

“Cuando se adoptó la interceptación (de vuelos) en Colombia, al año siguiente, ya en el radar de Naciones Unidas se mostraba que la mayoría de los vuelos ilegales se habían salido del espacio aéreo de Colombia y se habían ido al espacio aéreo de Venezuela”, dijo Uribe a periodistas.

“Todos los días sabemos de esa creciente presencia del narcotráfico en Venezuela”, agregó tras redirigir sus críticas a su sucesor, el presidente Santos.

“A mí me preocupa que el actual gobierno de Colombia, en lugar de combatir con toda determinación al terrorismo, esté buscando una mediación del gobierno de Venezuela, de la dictadura de Venezuela, para negociar con el terrorismo”, dijo.

“Sabemos que la dictadura de Venezuela es cómplice del terrorismo, ¿a quién se le ocurre buscar al cómplice del terrorismo como mediador para negociar con él? ¿y qué es lo que se va a negociar con el terrorismo? En un país democrático lo que hay que hacer es derrotar el terrorismo”, aseveró sobre Colombia.

Al referirse al atentado del martes pasado en Bogotá, que dejó dos muertos y 39 heridos, y que iba dirigido al exministro del Interior Fernando Londoño, Uribe aseguró que los líderes guerrilleros que ordenaron la explosión están en Venezuela.

“Esta semana, cuando visitaba al periodista Fernando Londoño (…), yo decía, qué tristeza; las calles de Bogotá están con sangre, Fernando Londoño en esta clínica debatiéndose, las familias llorando a sus seres queridos asesinados, muchas personas heridas, y saber que los cabecillas de esta organización terrorista están protegidos por la dictadura de Venezuela en el territorio de Venezuela. Esas son mis preocupaciones”, indicó Uribe.

Ante el malestar que han provocado sus declaraciones sobre Venezuela incluso en el candidato opositor de Chávez, Henrique Capriles Radonski, Uribe insistió en sus preocupaciones, “primero, por el inmenso afecto por la ciudadanía de Venezuela, y nos duele que a la ciudadanía de Venezuela le desconozcan sus derechos democráticos, y segundo porque nuestro compromiso con la patria colombiana nos genera una preocupación”.  

Al ser consultado sobre por qué definía a su exhomólogo venezolano de dictador, Uribe mencionó varios aspectos que a su criterio rompían el hilo democrático.

“Cuando usted empieza a tener un gobierno que expropia a la empresa privada, que derrocha los recursos, que no respeta la libertad de prensa, que la va conculcando paso a paso, un gobierno que manipula la justicia y pone la justicia a ser indulgente con la criminalidad, ahí se va confirgurando no un gobierno democrático sino una dictadura con disfraz de elecciones”, arguyó.