20 de junio de 2024

60% de los médicos no se lava las manos, según la OMS

5 de mayo de 2012
5 de mayo de 2012

Lo anterior pese a que es una medida necesaria para reducir las infecciones contraídas por personas que son atendidas en instituciones prestadoras de servicios de salud.

Pero lo más grave es que en países en desarrollo como Colombia y México, se calcula que se producen anualmente 450.000 casos de este tipo de infecciones, causantes de 32 defunciones por cada 100 mil habitantes.

Los datos fueron entregados por funcionarios de la OMS, con motivo de la jornada mundial ‘Salva Vidas: Lávate Las Manos’ que se celebra hoy 5 de mayo para fomentar una mejor higiene entre los profesionales sanitarios.

“Cualquier profesional sanitario debe lavarse correctamente las manos antes y después de ponerse en contacto con un paciente, para protegerse de los gérmenes que puedan tener uno u otro, y especialmente antes de realizar una tarea séptica, ya que en este caso los gérmenes podrían entrar en el organismo del propio paciente”, señaló el director de Salud Pública del Departamento, Cristián Herrera Giraldo.

De acuerdo con la OMS, las campañas de lavado de manos en hospitales han logrado disminuir en un 60% las infecciones hospitalarias.

Risaraldenses a lavarse las manos

“El simple acto de lavarse las manos con jabón, puede reducir a la mitad de los casos de diarrea entre niños menores de cinco años y el 25 % de las infecciones respiratorias”, señaló la Secretaría de Salud Departamental, Lina Beatriz Rendón Torres.

Teniendo en cuenta lo anterior, la mitad de los 24.000 casos de diarrea que se registran en el departamento, se evitarían si los risaraldenses se lavaran las manos con agua y jabón. También se prevendría el 25% de las 91 mil consultas por infecciones respiratorias.

Pero eso no es todo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el lavado correcto de las manos con agua evitaría la mitad de las 3.5 millones de muertes de niños menores de cinco años que cada año se producen en el planeta.

Frente a este panorama, los expertos en salud señalan que lavarse las manos salvaría más vidas que cualquier vacuna y cualquier intervención médica. Además es la forma más efectiva y barata de salvar vidas.

En este sentido el director de Salud Pública del Departamento, Cristián Herrera Giraldo, agregó que el lavado de manos con jabón debe realizarse después de usar el inodoro, cambiar pañales, toser, estornudar, sonarse la nariz, cuidar enfermos y antes de consumir o manipular alimentos.

La recomendación que los especialistas hacen a la población en general, es llevar a cabo y de manera adecuada la técnica del lavado de manos, la cual, se efectúa de manera rápida y sencilla, y que se encuentra condensada en cuatro pasos:

1.- Enjuagarse las manos con agua, hasta las muñecas.

2.- Frotar las palmas (de preferencia con jabón líquido), los dedos, uñas y

muñecas de ambas manos, por un mínimo de 20 segundos.

3.- Enjuagar.

4.- Secarlas con una toalla limpia.

Usar jabón líquido, es recomendable, pues además de que se puede dosificar y emplear la cantidad requerida, se evita contaminarlo con las manos sucias, lo que ocurre con los jabones de barra que son susceptibles a dejarle residuos; además el líquido se encuentra tapado, protegido del polvo y otros contaminantes.

Existen ocasiones en las que es difícil llevar a cabo estos pasos, más cuando nos encontramos fuera de casa; por lo tanto, es recomendable portar en todo momento gel desinfectante, ya que por su practicidad permite llevarlo a cualquier lado y utilizarlo antes de comer y tocar los ojos o nariz, para ello debemos realizar con el gel los cuatro pasos antes mencionados.

Es importante mencionar que antes de efectuar el lavado de manos, se retiren los relojes, pulseras, anillos o cualquier otro artículo que impidan realizar la limpieza.

Cuidado con el secado de las manos

Las manos pueden tocar 300 superficies diferentes cada 30 minutos. De aquí que la capacidad de adquirir o transferir bacterias es muchísimo mayor si las manos se encuentran húmedas.

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Antioquia, el 62,4% de las personas analizadas, que se lavaron las manos y no las secaron, presentaron aumento de bacterias después de salir del baño.

Las personas que no se secaron las manos, presentaron un 97% de aumento de bacterias después del lavado.