16 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Risaralda unida contra la malaria

21 de abril de 2012
21 de abril de 2012

“El restante 25 por ciento corresponde a casos importados del Chocó y casos aislados en otros municipios del departamento”. Así lo revelaron los miembros del Comité Metropolitano de Enfermedades Trasmitidas por vectores, conformado por las Secretarias de Salud de Risaralda, Pereira, Dosquebradas y La Virginia, quienes agregaron que también se han detectado casos en Caimalito y el sector de la Variante en La Virginia.

En el 2010 se presentaron 1.548 casos en el departamento donde los mayores afectados fueron personas entre los 15 y 45 años, seguido de los menores entre 5 y 14 años. En el 2011 se presentaron 42.929 casos de malaria en Colombia mientras que en Risaralda la cifra bajó a 663 casos.

Las cifras se conocen en el marco del día mundial de la lucha contra la malaria que se celebra este 25 de abril.

¿Qué es la malaria?

De acuerdo con el gobernador de Risaralda, el médico Carlos Alberto Botero López, la malaria es una enfermedad parasitaria que se transmite por la picadura de la hembra del zancudo Anopheles, que previamente debe estar infectada. Cuando el mosquito pica inocula el parasito conocido como Plasmodium.

Sus síntomas más comunes, que ocurren 10 a 15 días después de la picadura del zancudo, incluyen fiebre alta, dolor de cabeza, sudoración, escalofríos, vómitos, náuseas y diarrea.

Por su parte la Secretaria de Salud Departamental, Lina Beatriz Rendón Torres señaló que los principales factores de riesgo son las condiciones ambientales y de saneamiento de las zonas endémicas; además la proliferación de los zancudos que transmiten la enfermedad.

¿Cómo prevenir la malaria?

“La malaria es prevenible y curable. Una de las formas de prevenir la enfermedad es el uso de toldillos  en las zonas de mayor incidencia y la eliminación de los potenciales criaderos del zancudo”, destacó el director de Salud Pública del Departamento, Cristián Herrera Giraldo, quien agregó que actualmente existen  pruebas de diagnóstico fiables, fáciles de usar  que requieren solamente una gota de sangre para obtener el resultado en 15 minutos.

Entre las intervenciones fundamentales para controlar la malaria se encuentran el tratamiento rápido y eficaz con combinaciones de medicamentos basadas en la artemisinina, el uso de mosquiteros impregnados en insecticida por parte de las personas en riesgo y la fumigación de los espacios cerrados con insecticidas de acción residual, a fin de controlar los mosquitos vectores.