14 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Prenden ventilador contra Chávez

21 de abril de 2012
21 de abril de 2012

Aunque Aponte sostuvo nunca haber recibido dinero del narcotráfico, relató como medió para favorecer a un militar detenido con droga en Carora, población cercana a Caracas, que según él era «subalterno del comandante Magino», un militar que fue presuntamente edecán de la madre de Chávez.

El exhombre fuerte de la justicia venezolana dijo que el teniente «llevaba las drogas al batallón donde estaba Magino», y mencionó entre quienes lo llamaron a presionarlo para ayudar al detenido, al presidente Hugo Chávez ; el exministro de Defensa, Raúl Baduel ; el ministro de Defensa, Henry Rangel Silva ; el director de la División de Inteligencia Militar, Hugo Carvajal ; y el almirante Luis Enrique Cabrera Aguirre , miembro del Estado Mayor Presidencial.

Señaló además al general Clíver Alcalá Cordones , comandante de la IV División, y al general Néstor Reverol , jefe de la Oficina Nacional Antidrogas, como los zares del tráfico de estupefacientes en Venezuela.

Aponte Aponte fue destituido en marzo de su cargo por la Asamblea Nacional, acusado de entregarle una credencial de la fiscalía militar al presunto narcotraficante Walid Makled , detenido el 19 de agosto de 2010 en Cúcuta y deportado a Venezuela en mayo pasado.

Tras sus incendiarias declaraciones, el Gobierno de Venezuela solicitó ayer a Interpol su captura, mientras el canciller Nicolás Maduro tildó a su antiguo aliado de traidor, asegurando ayer que «le ha vendido el alma al diablo».

El oficialismo culpa además a la Drug Enforcement Administration (DEA), que fletó un avión para recoger a Aponte Aponte en Costa Rica, de ayudar a escapar al exjuez cuando la Asamblea Nacional venezolana lo destituyó de su cargo.

El ministro del Interior venezolano, Tareck el Aissami , dijo ayer a medios estatales que la DEA es un «cartel del narcotráfico», que «protege a narcotraficantes».

Aponte está colaborando con las autoridades estadounidenses. Algunos analistas especulan que su testimonio podría servir para conocer por qué en los últimos años Venezuela se ha convertido en un país que ha fracasado en la lucha contra el narcotráfico, según el más reciente informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Justicia ciega y amarrada

 

«Hablo ahora porque fui vilmente traicionado. Yo formaba parte del Poder Judicial de una manera protagónica. Una vez que me midieron con la misma vara y el mismo metro con el que miden a los demás, dije que ésta no es la justicia constitucional», afirmó Aponte Aponte.

El exmagistrado añadió que recibió presiones del propio presidente, Hugo Chávez , cuando se desempeñaba como fiscal militar para culpar a varios jóvenes colombianos de querer atentar contra su vida en mayo de 2004.

Las acusaciones de manipulación a la justicia salpican a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz ; la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Luisa Estella Morales ; y el vicepresidente de Venezuela, Elías Jaua , quien, de acuerdo con Aponte, dirige a su amaño la Justicia en el país.

«A mi me pedían los favores y yo los ejecutaba y el juez que no lo hiciera era removido de su cargo», señaló, tras explicar que tanto Ortega Díaz como la directiva del TSJ le llamaron en varias oportunidades para que direccionara casos judiciales de manera que favorecieran al Gobierno.

Sin embargo, Jaua llamó ayer a los venezolanos a estar alerta porque «ya comenzaron las acciones de desprestigio contra Venezuela» para llevar al país a una «crisis política, del sistema de justicia, económica y moral» con vistas a las elecciones del próximo 7 de octubre.

Mientras tanto, la oposición asegura que las palabras del exmagistrado, quien hasta el pasado marzo era el presidente de la Sala de Casación Penal y declaraba su lealtad hacia Chávez, confirman que en el país no hay separación de poderes, y que ello explica por qué Venezuela ocupa el noveno lugar según el ranking de Transparencia Internacional entre las naciones más corruptas del planeta.

El candidato presidencial de la oposición, Henrique Capriles , afirmó que no sabe qué es peor: si las declaraciones del exjuez o la reacción del Gobierno.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional venezolana (Parlamento), Diosdado Cabello , aseguró ayer que Chávez jamás ha dado una instrucción a un juez y acusó a Aponte de estar diciendo lo que le pide Estados Unidos.El Colombiano.