13 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Plan Nacional de Lectura benefició a 670 mil niños en el 2011

17 de abril de 2012
17 de abril de 2012

Estimó que para el 2012 el programa llegará a un millón y medio de niños y jóvenes, desde transición hasta el grado once, en 2.900 establecimientos educativos.

El Mandatario reveló que el año pasado se produjeron en Colombia un millón 120 mil libros para primera infancia, en tanto este año se producirán un millón 420 mil.

«Hemos triplicado las inversiones en lectura para la primera infancia, y vamos a mantenerlas durante los años de nuestro gobierno», indicó Santos.

Resaltó que «en un trabajo combinado y coordinado, el Ministerio de Cultura ha mejorado las dotaciones y las actividades en las bibliotecas públicas y los centros de atención del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en tanto el Ministerio de Educación lo ha hecho a través de las bibliotecas escolares y el trabajo en el aula».

También recordó que el Gobierno Nacional está adelantando el Programa de Transformación de la Calidad Educativa ‘Todos a Aprender’, con el fin de mejorar los aprendizajes de los estudiantes de básica primaria en lenguaje y matemáticas, en las instituciones educativas de bajo logro.

«Dentro de este programa hemos entregado más de 8 millones 800 mil textos para estudiantes, así como guías para los docentes, a quienes estamos formando para que se hagan multiplicadores de este esfuerzo por la lectura», explicó el Jefe de Estado.

Así mismo, insistió en la importancia de hacer comprender a los niños y a los jóvenes que leer no es una obligación sino un placer.

«Queremos que los colombianos disfruten de este placer, comenzando por esos primeros años en que se adquiere el hábito a través de la lectura que en voz alta hacen los padres y adultos, hasta las últimas etapas de la vida. Porque quien nunca deja de leer, nunca deja de aprender», señaló el Jefe de Estado.

Pero para lograr este objetivo, explicó el Presidente Santos, se requiere de la unión de muchos esfuerzos.

«Sabemos también que necesitamos el concurso de la empresa privada, que debe convencerse de que la inversión en el sector editorial es altamente productiva, y para ello es necesario contar con estudios serios que respalden la productividad de invertir en libros», indicó el Jefe de Estado.

Explicó que con este objetivo, el Gobierno va a adelantar este año, con el Dane, la encuesta de lecturabilidad en el país, «y –basados en la experiencia y metodología inglesa– vamos a apoyar con recursos importantes un estudio que viene promoviendo Fundalectura para medir el retorno social de la inversión en libros».