21 de junio de 2024

Piden archivar investigación contra Tomás Uribe por tráfico de influencias

11 de abril de 2012
11 de abril de 2012

Según el ente investigador, después de dos años de iniciada la investigación no se encontraron pruebas suficientes para inferir que el hijo del expresidente Álvaro Uribe, intercedió para el nombramiento de la notaria de Tunja, Luz Marina Campo, como contraprestación de un favor político.

En 2006 se conoció un audio en el que la notaria aseguraba que su designación provino de los funcionarios de la Casa de Nariño, Bernardo Moreno y Juan David Ortega. Según ellos, comentó Cuello, “Tomás Uribe tenía interés en el tema”.

En su momento la Luz Marina Campo Hernández fue grabada por su antecesor en Tunja, Francisco Bonilla, y por eso trascendió que había invocado el supuesto apoyo de Tomás Uribe para acceder al cargo.

Aunque posteriormente argumentó que lo hizo mintiendo y abusando del nombre del hijo del Presidente, su papel en el escándalo resultó importante al conocerse que es la esposa de Milton Contreras Amell, un exfuncionario de la Superintendencia de Notariado y Registro.

A pesar de que Contreras ha reiterado que fue asaltado en su buena fe, pesaron las evidencias procesales de que por sus cuentas bancarias pasaron dos depósitos por $15 millones y $4’900.000, que le hizo en su favor la excongresista Yidis Medina, pero que en realidad fueron a parar a las cuentas del también congresista Teodolindo Avendaño.

En la investigación también se tuvieron en cuenta las declaraciones en 2009, el entonces superintendente de Notariado y Registro, Manuel Cuello Baute, dijo que una prueba contundente de la manera como el Gobierno Nacional repartió notarias, era la grabación de la exfuncionaria