20 de junio de 2024

Narcotraficante colombiano sentenciado a 40 años por distribución internacional de cocaína

27 de abril de 2012
27 de abril de 2012

Durante el proceso, la fiscalía estadunidense demostró que Patiño, quién actuaba con el cartel Norte Valle, orquestó los envíos de decenas de toneladas de cocaína a Estados Unidos durante la década de los años 90 y hasta poco antes de su detención en Colombia en 2007.  El gobierno presentó el testimonio de 13 de los coconspiradores de Patiño y estableció que éste controlaba la región vecina a Viterbo (Caldas) en Colombia, a través de vínculos con grupos paramilitares, como las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). En particular, Patiño financiaba varios bloques de las AUC para vigilar los laboratorios para el procesamiento de cocaína y vigilar las rutas empleadas en el transporte de los narcóticos fuera del país. Tanto las AUC como las Farc han sido designadas organizaciones narcoterroristas por el Departamento de Estado de EE.UU.

Patiño y el Cartel del Norte del Valle se han valido de diversos métodos para transportar la cocaína desde Colombia, a través de Centroamérica y México, antes de contrabandear la droga hacia los Estados Unidos. En un inicio, Patiño utilizaba pequeñas aeronaves que volaban desde pistas clandestinas en Colombia para sacar la cocaína directamente desde la selva. No obstante, después de que las autoridades empezaran a interceptar las aeronaves ligeras, Patiño y el Cartel del Norte del Valle emplearon barcos de pesca, buques de carga y lanchas rápidas tipo Go Fast, para lanzar toneladas de cocaína desde las costas colombianas y luego ser recibidas por miembros de los carteles de México, donde serían contrabandeadas a los Estados Unidos y eventualmente distribuidas en ciudades como Los Ángeles, Houston, Chicago y Nueva York.

Durante una audiencia, la Fiscalía también estableció que Patiño había participado en actos violentos, incluyendo homicidio, para promover su negocio de narcotráfico. Durante la sentencia de Patiño, el juez Wexler aludió a estos actos como «factores agravantes».

«Patiño dirigió su imperio de cocaína con mano de hierro, utilizando una organización terrorista como medio de protección y para matar a quienes se pusieran en su camino. Su empresa internacional de narcóticos fue la responsable, literalmente, de ingresar toneladas de cocaína a los Estados Unidos. Los narcotraficantes internacionales que envíen sus drogas a Estados Unidos están prevenidos y saben que deberán responder ante los tribunales federales y serán fuertemente castigados”, aseguró la fiscal Loretta Lynch.