28 de enero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Misión humanitaria está lista para traer a la libertad a primeros secuestrados

2 de abril de 2012
2 de abril de 2012

Una misión de la Cruz Roja Internacional y el colectivo civil de la exsenadora Piedad Córdoba viajó el sábado a Brasil para alistar los helicópteros que ese país presta a Colombia con el fin de traer de vuelta a la libertad a los últimos diez policías y militares en poder de las Farc a partir del lunes.

La portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia, María Cristina Rivera, informó a Efe de este viaje que da comienzo a las labores logísticas previas a la que será posiblemente la última entrega unilateral de secuestrados que hacen las Farc.
La comisión humanitaria está formada por dos delegados del CICR, Córdoba, la presidenta de una asociación de familiares de uniformados que pasaron por el secuestro, Marleny Orjuela, y las legisladoras Gloria Cuartas y Gloria Ramírez, del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP).

Según el CICR, este grupo de garantes pasará el resto de la jornada en el municipio brasileño de Sao Gabriel da Cachoeira, a unos 100 kilómetros de la frontera con Colombia, donde comprobarán que los emblemas de la Cruz Roja queden bien impresos en las aeronaves.

Los helicópteros brasileños, dos Cougar 532UE, deben ser identificados desde tierra como aeronaves vinculadas en un operativo humanitario.

La misión y la tripulación de los helicópteros, que según dijo el viernes Córdoba es la misma que en los tres operativos de liberación anteriores, partirá el domingo hasta la ciudad colombiana de Villavicencio, en el centro del país, un conocido escenario de procesos de entrega de secuestrados.

Este es el cuarto operativo de liberación en el que participa el Gobierno de Brasil, en colaboración con CCP, el CICR y el Ejecutivo colombiano.

En esta ocasión, un grupo de mujeres de renombre internacional como la nieta del revolucionario mexicano Emiliano Zapata, Margarita Zapata; la presidenta del Consejo Mundial por la Paz, la brasileña Socorro Gomes, y la esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, Xiomara Castro, atestiguarán el proceso.

Gran parte de las mujeres ya llegó a Bogotá, donde ofrecieron una rueda de prensa conjunta con Córdoba y miembros de CCP en la que manifestaron su intención de recibir a los seis policías y los cuatro militares con un abrazo, siempre que la organización logística en el aeropuerto dispuesta por el Gobierno así lo permita.

En dicha conferencia, Córdoba lamentó que el Gobierno de Colombia tampoco autorizara a Gomes para ir a Brasil.

El Ejecutivo colombiano restringió la participación en los operativos a las ya citadas partes involucradas en la logística, lo que impidió que la premio Nobel de la Paz de 1992, la guatemalteca Rigoberta Menchú, y el vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, hicieran parte de la misión humanitaria, como era deseo de Córdoba.

Sin embargo, la presencia de Menchú está asegurada aunque sea como testigo junto a las demás mujeres, pues está previsto que llegue a Bogotá en las próximas horas, donde dormirá antes de partir el domingo hacia Villavicencio.

Según el cronograma dado ayer a conocer por la exlegisladora Córdoba, el lunes a primera hora saldrán los helicópteros del aeropuerto Vanguardia en busca del primer grupo de secuestrados que la guerrilla entregará en un punto desconocido de las selvas colombianas.
Las partes estiman estar de vuelta pasado el mediodía, cuando los ya exrehenes se encontrarán con sus seres queridos después de más de catorce años en cautiverio.
Tras un día de descanso, el miércoles se repetirá la operación y, si las condiciones climáticas lo permiten, se habrá completado el proceso y se habrá acabado la dramática experiencia para los últimos y más antiguos secuestrados de Colombia.

Los secuestrados que la guerrilla colombiana se ha comprometido a liberar son los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza.

Con ellos, también deberán recobrar la libertad los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina, todos secuestrados entre 1998 y 1999.

«Esperamos que sea la última vez que tengamos que hacer una misión humanitaria» : Piedad Córdoba
Tras la llegada de la comitiva y los helicópteros del gobierno de Brasil a Villavicencio para iniciar su travesía este lunes en la mañana hacia la selva de donde traerán a la libertad a 10 secuestrados, la ex senadora Piedad Córdoba expresó su emoción y optimismo por el proceso.

“Estuvo muy bueno el vuelo, estuvimos muy bien atendidos por las fuerzas militares del Gobierno de Brasil, la gente fue muy generosa y afortunadamente ya llegamos, la gente nos deseó mucha suerte. Esperamos que esta sea la última vez que tengamos que hacer una misión humanitaria porque Colombia tiene que alcanzar la paz”, señaló.

Igualmente dijo que el inicio del ciclo de liberaciones está previsto que se inicie el martes a las 8 de la mañana y que aún no se tiene la información de las coordenadas. Confirmó que desde ayer está cesada toda operación militar y que después de la primera entrega planeada este lunes la segunda vendrá el miércoles.

Tras este operativo se espera que exista una respuesta a las cartas que se le enviaron al ELN para liberar al resto de los secuestrados que tengan en su poder y hablar de un posible acuerdo de paz.

A esta hora empiezan a reunirse en la Catedral del a capital del Meta los familiares de los 6 policías y los 4 militares secuestrados por las Farc y que serán liberados esta semana.