21 de junio de 2024

Mejora la calidad de vida de los colombianos, según Encuesta

18 de abril de 2012
18 de abril de 2012

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad de Vida (Encv) 2011, elaborada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en 25.364 hogares, el año pasado la percepción de pobreza disminuyó del 44,4 al 43 por ciento.

Así mismo, la tasa de analfabetismo se situó en el 5,8 por ciento en el 2011, 0,5 puntos porcentuales menos de lo registrado en el 2010 (6,3 por ciento).

El año pasado el uso del teléfono celular en los hogares aumentó 2,1 puntos porcentuales y la cobertura de servicio de acueducto para las cabeceras municipales llegó a 96 por ciento.

Según la encuesta, en el 2011 el 42,6 por ciento de los hogares vivían en condición de propietarios de la vivienda que habitaban. Mientras tanto, los arrendatarios y subarrendatarios alcanzaron el 32,3 por ciento, con una disminución de 2,0 puntos porcentuales con respecto al 2010.

En cuanto a la disponibilidad de bienes y servicios, la Encv estableció que el 29,6 por ciento de los hogares colombianos posee computador, el 51,5 por ciento dispone de televisión por suscripción y los hogares con lavadora de ropa pasaron del 45,5 por ciento a 48,9 por ciento.

Cobertura de servicios públicos, privados o comunales

Según la Encv, el año pasado la cobertura del servicio de energía eléctrica a nivel nacional fue 97,4 por ciento, en cabeceras municipales del 99,5 por ciento y en el resto del país 89,9 por ciento.

Mientras tanto, la cobertura de gas natural fue 52,1 por ciento para el total nacional, en cabeceras se ubicó en 65,6 por ciento, y en el resto 4,0 por ciento.

La cobertura de acueducto a nivel nacional fue 87,3 por ciento, en cabeceras 96 por ciento y en el resto 56,3 por ciento.

Y el alcantarillado en 2011 cubrió al 72,3 por ciento de los hogares del país, en cabeceras al 89,1 por ciento y en el resto, fue 12,3 por ciento.

El Dane realiza la Encv desde 1997, con el objetivo de obtener información básica para la medición de las condiciones de vida de los colombianos y la obtención de indicadores de pobreza y desigualdad. Los resultados del estudio se utilizan para el diseño, seguimiento y evaluación de las políticas públicas en el país.