17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Lo que piensan en Nicaragua sobre el litigio

27 de abril de 2012
27 de abril de 2012

Expresó que las declaraciones brindadas por la canciller colombiana María Angela Holguín de esperar un “fallo salomónico” son positivas, pues deja claro que este país acatará la sentencia final de La Haya.

Agregó que la tesis de Colombia “se ha hundido en el mar”, pues en el fallo de 2007 la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dejó claro que el meridiano 82 “ni remotamente pudo haberse concebido como una frontera territorial y marítima”.

Colombia más radical

El especialista lamentó que Colombia esté en este juicio con posiciones más radicales que en 2007, al pretender una línea que va más al oeste del meridiano 82, haciendo converger puntos entre islas, violando así el propio Tratado Bárcenas Meneses-Esguerra.

“Lo que proponemos es una línea de limitación en el mar Caribe donde las respectivas plataformas continentales de Colombia y Nicaragua se encuentran, convergen y se traslapan. Ese sería el punto de partida legítimo por parte de nuestro país”, sostuvo Herdocia.

En los alegatos presentados por Colombia, dijo el jurista, se ha visto a este país del sur “meter por la ventana lo que la Corte Internacional de Justicia sacó por la puerta, en el fallo de 2007. Es decir que la misma CIJ se encargó de destruir y hundir en el mar los alegatos de Colombia”.

Riqueza petrolera

Herdocia expresó que el diferendo territorial y marítimo con Colombia surge a raíz de una exploración petrolera que Nicaragua estaba realizando en los años sesenta, en el territorio sumergido de Quita Sueño, el cual es parte de nuestra plataforma continental.

Es hasta el 4 de junio de 1969 que en Colombia lanza al mundo la interpretación forzosa del tratado Bárcenas Meneses-Esguerra, en el sentido que se había establecido una frontera en el meridiano 82, cuando no es así, quedando claro en el fallo de 2007 en La Haya.

Entre los alegatos presentados por Colombia ante la CIJ fue su “completa soberanía” sobre el archipiélago de San Andrés. El especialista en Derecho Internacional, Marcelo Cohen, apuntó ante los jueces que “no va a ser complicado defender que es Colombia la que ostenta la completa soberanía sobre el archipiélago de San Andrés”, lo que calificó de “un hecho reconocido” histórica y legalmente.

Colombia argumentó que la soberanía del archipiélago no puede ponerse en entredicho porque el conflicto ya se resolvió en 1928 con la firma de tratado Bárcenas-Esguerra, que ratificó, según Bogotá, la soberanía colombiana sobre San Andrés.

“La postura de Nicaragua es una auténtica violación de un reconocimiento sólido” de la soberanía colombiana de la zona en conflicto, subrayó Cohen.

Nuestro país se defendió el pasado lunes, aduciendo la nulidad de este tratado, ya que el país se encontraba bajo ocupación de Estados Unidos.