19 de junio de 2024

En Colombia debemos ocuparnos y preocuparnos de modo singular por el tema del consumo entre nuestra población joven, Minjusticia

27 de abril de 2012
27 de abril de 2012

“El solo Gobierno nacional desde el centro no puede manejar de ninguna manera las políticas que se relacionan con este tema. Es indispensable que hayan voces que hagan eco de esas políticas en las distintas regiones y por supuesto es indispensable la colaboración de los escolares, pero sobretodo, de los maestros, y también de los padres de familia, que juegan en esta materia un papel fundamental sobre todo a partir del ejemplo de su propia vida que es en general, el mejor modo de educación que puede existir”, aseguró el Ministro.

Durante la presentación del Estudio realizado entre una muestra de 95 mil estudiantes de bachillerato en colegios públicos y privados de todo el país, el alto funcionario llamó la atención sobre la necesidad de volcar la atención al consumo en la población más joven del  país. “Este Estudio resulta fundamental porque demuestra cómo en Colombia debemos ocuparnos y preocuparnos de modo singular por el tema del consumo entre nuestra población joven, por el tema del consumo entre nuestras niñas, nuestros niños y nuestros adolescentes”, sostuvo.

El Ministro Esguerra indicó además que su cartera trabaja en la elaboración de un nuevo Estatuto Nacional contra las Drogas que será llevado en los próximos meses a consideración del Congreso y que trazará la política pública en esta materia, en sintonía con lo que está ocurriendo en otras partes del mundo.

“Es un Proyecto en el cual el centro de gravedad está constituido por las consideraciones que tiene que constituir, las preocupaciones respecto del consumo y de los consumidores, que hace énfasis en prevención, tratamiento y la reintegración de los consumidores de las sustancias porque consideramos que es ahí donde tenemos que concentrarnos”, aseveró.

El Ministro de Justicia finalizó su intervención reiterando la importancia de que el fenómeno del consumo de drogas sea asumido como un problema que atañe a todos. “Que la gente acepte y reconozca que este es un problema común que nos debe preocupar y ocupar a todos, que debemos manejar como un solo hombre, los otros países, las organizaciones internacionales, nuestro Gobierno nacional, los departamentales, y así, hasta el último de los padres de familia, y el último de los maestros y el último de los doctores y enfermeras, en el último rincón de la geografía nacional”.