19 de junio de 2024

CTI determina que no hubo suplantación de testigo en caso Palacio de Justicia

24 de abril de 2012
24 de abril de 2012

De acuerdo a la investigación, tanto la firma como la declaración dada en contra del coronel en retiro Alfonso Plazas Vega, pertenecen al testigo, contrario a lo que argumentó la Procuraduría.

La defensa de Plazas buscaba tumbar la condena de 30 años contra el exoficial por el caso de los desaparecidos en la recuperación del edificio, en noviembre de 1985.

Según la declaración dada ante la Fiscalía por Villamizar en 2007, él escuchó a plazas Vega decir “Cuelguen a esos H. P.”.

La condena contra Plazas Vega fue confirmada por el Tribunal Superior de Bogotá, al encontrarlo como responsable de la desaparición de Franco (guerrillera) y Rodríguez (administrador de la cafetería del Palacio).

Este nuevo hallazgo podría cerrar el caso contra el oficial.

Después de dos meses de análisis y estudio, agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) presentaron un informe en el que se permite inferir que el considerado testigo clave en el caso del Palacio de Justicia, el cabo en retiro Edgar Villamizar Espinel no habría sido suplantado en la declaración que rindión ante la Fiscalía como lo indicó él mismo el pasado 23 febrero.

Ante el juez 55 penal de Bogotá el suboficial indicó que la firma que aparecía al lado de unas declaraciones presentadas por la Fiscalía en 2005 “no correspondían a la suya”. Sin embargo, el estudio grafológico practicado indican que su letra se ajusta a la que aparece en dichos documentos en los cuales acusaba a un grupo de militares de participar en la desaparición de un grupo de personas.

En esa oportunidad, Villamizar indicó que las versiones que se le endilgan sobre la participación de un grupo de militares en una desaparición selectiva de personas durante la operación de retoma del Palacio de Justicia en noviembre de 1985 son falsas.

Precisó en su relato, que él solamente se ha presentado a declarar en este proceso ante la Procuraduría General en junio del año pasado, asegurando que no entiende por qué se le acusa de haber presentado algún testimonio a la Fiscalía tercera delegada ante la Corte Suprema de Justicia.

El cabo en retiro manifestó en tres oportunidades que ha recibido varias amenazas en contra de su vida, hecho por el cual se había resistido a presentarse a declarar en otros juzgados en los procesos en contra de militares por su presunta participación en la desaparición de 11 personas que salieron con vida del Palacio de Justicia.

Frente a las preguntas por su participación en la operación de retoma del Palacio de Justicia, Villamizar Espinel aseguró que sí fue llamado como agregado militar desde la séptima Brigada de Villavicencio a Bogotá, sin embargo cuando llegó a la capital de la República ya había finalizado la toma.
En este punto, aseguró que solamente conoce al coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega y a la exfiscal Angela María Buitrago «por televisión», precisando que nunca ha tenido un contacto con ellos directamente.

Villamizar es considerado uno de los principales testigos en los procesos que se adelantan por la presunta responsabilidad de un grupo militares que participaron en las operaciones de retoma del Palacio de Justicia en actos de tortura y posterior desaparición de 11 personas a las que se habría acusado de pertenecer al M-19.

Sin embargo, en repetidas ocasiones los defensores de los militares acusados y la misma Procuraduría, han puesto en duda a este testigo, señalando que “fue suplantado” para que su testimonio involucrara a los comandantes de la operación con la desaparición de ocho empleados de la cafetería del Palacio, tres visitantes ocasionales y la guerrillera Irma Franco.

Con estos argumentos, la Procuraduría General ha solicitado en tres oportunidades que se absuelva al coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega, quien ya fue condenado a 30 años de prisión por el delito de desaparición forzada agravada.

Las firmas que aparecen en su declaración ante la Fiscalía y ante la Procuraduria General de la Nación en 2011 corresponden a la misma persona, precisa el informe grafológico.