28 de enero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Cayó el pionero del tráfico de cocaína a través semisumergibles

17 de marzo de 2012
17 de marzo de 2012

Se trata de José Samir Rentería Cuero, alias “Morfi”, detenido en la ciudad de Cali, y quien de acuerdo con un proceso investigativo adelantado en coordinación con el FBI y La Fiscalía General de la Nación, sería el ícono de la exportación de clorhidrato de cocaína en embarcaciones semisumergibles hacia territorio norteamericano.

De acuerdo con las autoridades de ese país, la operación mafiosa de este individuo enriquecía las arcas de las FARC, “Los Rastrojos” y su propia organización, creada a mediados de la década de los ochenta, cuando el transporte de estupefacientes se realizaba en lanchas despachadas desde Buenaventura.

Según la investigación, alias “Morfi” quien además era experto en mecánica de motores para navegación y ejercía control sobre las actividades delincuenciales en algunos corregimientos de Buenaventura, se convirtió en socio de Neftalí Umensa, alias “Mincho”, cabecilla principal del frente 30 de las FARC, abatido por las Fuerzas Militares el 20 de octubre del año anterior.

Las evidencias recaudadas por las agencias federales, que además vinculan a Rentería Cuero como enlace para la negociación de cargamentos de droga entre el ya desmantelado cartel del Norte del Valle, los hermanos “Comba” y el cartel de Sinaloa (cuyo cabecilla es Joaquín “El Chapo” Guzmán), lo comprometen con al menos cinco envíos interceptados gracias a labores de colaboración entre las autoridades norteamericanas y la Policía Nacional.

Las incautaciones, realizadas entre el 17 de diciembre de 2002 y el 17 de Julio de 2009, superan las 14 toneladas y media de cocaína, procedimientos que además permitieron la captura de al menos 20 personas y la inmovilización de un buque y tres semisumergibles.

El requerimiento de extradición, emitido el 2 de diciembre de 2010 para que comparezca ante una Corte para el Distrito Medio de Florida por delitos de narcotráfico, tuvo como soporte la solicitud que en calidad de fugitivo peligroso elevó la Agregaduría Jurídica Adjunta del FBI ante la embajada de los Estados Unidos.