30 de enero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Barcelona golea al Bayer Leverkusen con cinco tantos de Lionel Messi

7 de marzo de 2012
7 de marzo de 2012

https://mail-attachment.googleusercontent.com/attachment/?ui=2&ik=5effa3b3cd&view=att&th=135ef42a25bfc763&attid=0.2&disp=inline&realattid=f_gzixoh6a1&safe=1&zw&saduie=AG9B_P-BOuQ27L34CKh4l3zXhk7C&sadet=1331161203206&sads=DCnZOGMqXWlY-9Xjdevz2JzLKXk

El sudamericano anotó a los 26 y 43 minutos del primer tiempo, mientras que el resto los anotó a los 50, 58 y 85 de la segunda parte; mientras que Tello puso los otros dos del actual campeón de Europa a los 58 y a los 62 minutos.

En tanto, el gol de honor del Bayer Leverkusen fue obra de Bellarabi, tras superar con suma facilidad a la defensa catalana y definir con un disparo cruzado al palo izquierdo de Valdés.
Las cinco anotaciones significaron además entrar en la historia del torneo europeo, al ser el primer jugador en convertir esta cantidad de goles en esta competición.

De igual modo, igualó al mítico goleador Alfredo Di Stéfano como sexto máximo goleador en toda la historia de este torneo, con 49 tantos.

El encuentro, jugado en la Nou Camp de Barcelona, fue dominado desde el principio por el cuadro local y humilló al equipo de la Bundesliga alemana, que en ningún momento puso en peligro el resultado.

Como en otras oportunidades, el cuadro dirigido por Joseph Guardiola privilegió el juego el pase del balón, generando múltiples oportunidades en el arco contrario.

El FC Barcelona se ha dado un auténtico festín esta noche ante el Bayer Leverkusen (7-1) en la plácida vuelta de los octavos de final de Liga de Campeones, donde la máquina blaugrana arrolló a un equipo alemán roto liderada por un gran Leo Messi, que consiguió un repóker de goles, una ‘manita’ particular, y en una noche en la que la cantera volvió a mostrarse a Europa.

Los alemanes debían marcar tres goles como mínimo para superar al Barça, sabiendo que todavía no conocían la victoria lejos del BayArena y que el Camp Nou es un auténtico fortín, pero aún así la táctica desplegada por Robin Dutt no fue demasiado atrevida por temor a que sucediera lo que finalmente ocurrió, un vendaval blaugrana que sitúa a los culés en cuartos de final.

Valdés, un espectador más en prácticamente todo el partido, incluso en el gol, vio como sus compañeros se fueron metiendo en el choque hasta, a base de toque y verticalidad, acabar con una mal puesta defensa alemana y las pocas esperanzas del Bayer de salirse con la suya. Al final, tras la lluvia de goles, seguro que tuvieron que hacer buen uso de las aspirinas que les patrocinan.

Y es que Messi, descansado por cumplir sanción ante el Sporting de Gijón, y con ganas de volver a marcar ante los suyos en la Liga de Campeones, sacó a relucir su mejor versión para deleitar al ‘Viejo Continente’ con su repertorio de goles; de cuchara, con ‘picaditas’, tras romper a toda la defensa y también haciendo uso de su pillería. Cinco goles en un partido, algo inédito en Europa.

Estuvo excelso el argentino, ayudado por unos asistentes de lujo que salen siempre a flote cuando el rival deja espacios en sus líneas, como hizo el Bayer esta noche. Xavi, Iniesta y Cesc también se gustaron haciendo juego en los locales, que en ningún momento sufrieron. El Bayer quería aprovechar la poca posesión que tuviera, pero ni en sus peores pesadillas imaginaron encontrarse ante tal monstruo futbolístico.

Pero con las bajas que tenía Guardiola para esta noche, quienes se aprovecharon de ello fueron los canteranos Marc Muniesa, que regresó al primer equipo tras mucho tiempo, y sobre todo un Cristian Tello que se doctoró al marcar dos goles de puro extremo, rompiendo siempre con fuerza hacia portería, y abriendo todavía más en canal a la zaga alemana.

El juego del Barça sigue mejorando partido a partido y, sin duda, en este partido en el que tenían que demostrar veteranía para no dejarse remontar el 1-3 de la ida en Leverkusen, consiguieron este objetivo y fueron mucho más allá, cogiendo aire de cara a una Liga en la que no tienen margen de error.

Con todo decidido, Tello tuvo ocasión para hacer su ‘hat-trick’ pero Leno, que se llevó un saco de goles pese a no poder hacer nada en muchos de ellos. Pedro le recriminó al canterano que no le asistiera, estando sólo, y es que el canario buscó el gol sin suerte y le hubiera venido bien para su estado anímico, y demostrando que en este Barça nadie se acontenta ni acomoda con nada. Fue un partidazo, con un particular broche de oro en forma de golazo de Bellarabi, que consiguió el honor para los suyos batiendo a un Valdés que no pudo hacer nada