28 de enero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Arquitectura vertical a gran escala: aliada del desarrollo sostenible de las ciudades

13 de marzo de 2012
13 de marzo de 2012

ciudades verticales

Una importante conclusión del encuentro fue la necesidad de desarrollar ciudades más densas que permitan a sus habitantes girar en torno al centro como fuerza centrifuga de la dinámica de la ciudad, en contraposición a las ciudades dispersas. A mayor densidad, menos desplazamientos, menor uso del carro, menos recursos utilizados en carreteras, y mayor opción de compartir productos, hacer inversiones para el bien común, disfrutar bienes públicos, compartir conocimiento y cultura. Cuando las ciudades adoptan estas formulas, se convierten en Ciudades Brillantes y Verdes, y pueden innovar con recursos de calidad y eficiencia para sus ciudadanos como transporte eléctrico en tranvías y buses o la utilización temporal de lugares abandonados para que estos cobren vida y se conviertan en centros de encuentro.

Para el caso de Bogotá, los invitados internacionales propusieron la construcción de edificios verdes y altos como parte de la renovación urbana del centro para ayudar a resolver problemas en los que todos los ciudadanos están de acuerdo como el tráfico.

Alex Steffen lidera la organización Worldchanging que busca ideas, herramientas y productos que si todos los habitantes de la tierra usaran, se lograría un cambio radical en el mundo, ahorrando recursos y elevando nuestro nivel de vida sin necesidad de gastar y consumir más. Algunos ejemplos presentados en su conferencia son: las innovaciones como los techos verdes, donde además de sembrar productos comestibles se logra controlar la temperatura; las aplicaciones tecnológicas que nos indican qué bienes tienen nuestros vecinos para poder acceder a ellos sin tener que comprarlos; los sistemas de carros y bicicletas compartidos donde se evita que estén parqueados por horas garantizando su uso por otros ciudadanos e instalaciones que nos ayudan a compartir más recursos como los gimnasios, los parques y las pistas para trotar en techos de los edificios. Según este futurólogo, la tecnología aplicada a la posibilidad de compartir recursos será una fuerza transformadora que nos permitirá disminuir significativamente el volumen de deshechos en una ciudad.

“Las ciudades que crecen verticalmente, son más incluyentes y tienen menos discriminación social, mientras que las ciudades que son más horizontales, tienen menor desarrollo de comunidad, son menos integradas y usualmente toleran más el desarrollo de áreas con problemas sociales” según lo afirmó Alex Steffen.

Por su parte, Sergi Balaguer, arquitecto de la Torre BD Bacatá, el primer edificio de Bogotá con más de 60 pisos, presentó casos de renovación urbana y recuperación de zonas gracias a obras icónicas sostenibles. Este representante de la arquitectura de las alturas resaltó la importancia de que estas grandes obras generan en su interior y a su alrededor bajo la filosofía de agrupar diferentes funciones en un solo techo y con diseños que permitan el intercambio y la dinámica entre sus habitantes. “Los rascacielos son soluciones consistentes para las mega ciudades de hoy en los países en desarrollo, ya que además de agregar servicios para sus habitantes, activan los tejidos urbanos que los rodean.”

La Torre BD Bacatá será un edificio que cumplirá con todas estas condiciones, ya que utilizará tecnologías limpias, y su diseño busca optimizar recursos como la luz, la ventilación y el uso de las aguas lluvias. Será un edificio con conexión a la ciudad y a su entorno en su interior y exterior.

Asimismo, Winka Dubbeldman expuso proyectos donde la arquitectura moderna y la sostenibilidad recogen elementos locales e incluso técnicas artesanales. Según esta reconocida arquitecta, “la conservación no se trata de mantener lo mismo que existe sin alterarlo, ni de copiar las obras del pasado, se trata de crear innovaciones que estén en línea con el espíritu de una zona respetando el entorno pero avanzando en la democratización de la ideas y la sostenibilidad”,  señaló.

Los cambios estructurales en los modelos de ciudad toman muchos años porque hay que poner a muchas personas de acuerdo, pero en un caso como el de Bogotá, donde ya los ciudadanos están de acuerdo en cuales son las tareas urgentes, no se tendría porque esperar más para tomar un paso audaz e impulsar el desarrollo del centro. Los invitados internacionales al feria FiDi invitan a los bogotanos a dar el gran salto y potenciar el uso de las tecnologías para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, activar a todos los niveles la vida cultural, y aplicar la innovación para garantizar una mayor sostenibilidad y utilización de los bienes sin invertir mayores recursos y tiempo.

La exposición en la Feria FiDi ha sido una invitación a repensar el desarrollo de las ciudades colombianas y en particular de Bogotá.  Es necesario crear modelos de ciudad que permitan a las personas ser más prosperas, felices y tener vidas más dinámicas.