28 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Usos incorrectos del verbo haber

11 de febrero de 2012

Porque hay palabras que parecieran tener la propiedad de «mimetizarse» entre muchas otras, para ocultar las descachadas que con ellas se cometen; pero este verbo -‘haber’- anda «desnudo» siempre. Por tanto, se nota cuando lo dejan parado «en mitad de una calle». (Léase en una conversación o un escrito).

Desde ministros del Gobierno, pasando por asesores de presidencias ejecutivas de rancias compañías nacionales y extranjeras, hasta los alumnos de «Juan Pueblo Ignaro», tropiezan y se van de bruces contra el espejo de su vanidad personal, al usar incorrectamente esa palabrita.

Basten unos pocos ejemplos para hacer notar el desastroso «poder envolvente» del verbo ‘haber’. Luego, explicaré el modo correcto de usarlo:

1.- «En el accidente hubieron 4 muertos y 6 heridos»: En muchos medios periodísticos todavía se cuela este adefesio lingüístico. Pasa frente a los ojos de jefes de redacción, editores de contenido y directores; les hace una mueca y sigue campante. Corrección: «En el accidente hubo 4 muertos y 6 heridos».

2.- «Allá, en la comunidad, habemos 35 familias sin techo»: Sin techo y sin instrucción, que es mucho más grave. Expresiones como esta las usan personas de las barriadas. Pero también ¡uno que otro humano emperifollado, y de aromas caros en la ropa! Corrección: «Allá, en la comunidad, somos 35 familias sin techo». Todos los «usuarios» de la forma incorrecta tratan de corregir la falta diciendo: «Allá, en la comunidad, hay conmigo 35 familias sin techo». Realmente, caen en otra incorrección. «Hay conmigo» tampoco es un giro correcto. Lo preciso es lo ya citado.

3.- «¡Quién sabe si ya haberán llegado a la casa!»: Nuestros hermanos campesinos son quienes más usan esta forma de expresión. Se los comprende, por obvias razones. (De paso, muchas gracias por los productos que cultivan para nosotros, los citadinos). Corrección: «¡Quién sabe si ya habrán llegado a la casa!».

4.- «En la reunión habrán rifas, premios y sorpresas»: Esta expresión sale a relucir cuando se promocionan actos populares. Por los megáfonos y en los volantes publicitarios, se explaya tal oración; pero ella provoca más de un retortijón en el alma. Corrección: «En la reunión habrá rifas, premios y sorpresas». Lo curioso es que, en este caso, alegan que hace falta el plural. No hace falta, porque este verbo (haber) no lo admite.

5.- «Hay le mando la plata que me prestó»: Con esta oración el enredo involucra al adverbio de lugar ‘ahí’, al cual confunden con la forma ‘hay’, del verbo ‘haber’. Si escribimos un letrero para anunciar la venta de un producto, habremos de decir: «Hay helados de frutas»; «Hay camisas de seda y calzoncillos velados»; «Hay jugos y juegos, siga». Pero si lo que vamos a usar es aquel adverbio, entonces tendremos que escribir: «Ahí le mando la plata que me prestó».

6.- «Mañana va a ver clase de español»: Ojalá haya todos los días clases de español, con intensidad de 18 horas cada vez. ¡Hacen muchísima falta! Porque esta es otra confusión lingüística. Hay dos formas para corregirla: «Mañana va a haber clase de español»; y «Mañana habrá clase de español». La última es la más precisa, aunque no significa que la primera sea incorrecta.

7.- «A dejado de llover»: Y ha dejado de funcionar la gramática en esta oración, también. Porque en lugar de la preposición ‘a’, debe usarse el tiempo presente del indicativo del verbo haber. Corrección: «Ha dejado de llover».

8.- «Juancho, te voy ha olvidar»: Sí, olvidar a Juancho es saludable para bien del español. Así, quien lo dice, le podrá dedicar más tiempo a estudiar nuestro idioma, para no aporrearlo tanto. Corrección: «Juancho, te voy a olvidar». (Sin hache). En este caso, el verbo haber no tiene funcionalidad. En la oración se lo usó sin que tuviese cabida. La que se requiere es la preposición ‘a’.

Como me preguntan constantemente en qué casos se puede usar «hubieron», respondo:

Esa forma se usa en los tiempos compuestos: «Apenas hubieron comido, se fueron a dormir»; «Cuando hubieron llegado al teatro, comenzó el espectáculo». Nótese que va seguido de otro verbo en participio (ido, ado).

En realidad, muy pocas personas acuden a ese tipo de expresiones. Aunque eso no significa que ellas sean incorrectas. En los dos ejemplos citados, se usan otras locuciones, como: «Apenas comieron, se fueron a dormir»; «Apenas terminaron de comer, se fueron a dormir»; «Cuando llegaron al teatro, comenzó el espectáculo».

Con estas explicaciones es suficiente. Creo haber terminado. Y espero que hubiese sido claro, para que no sigan escribiendo y diciendo «hubieron», indebidamente.