1 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

8 de febrero de 2012
8 de febrero de 2012

Deja mucho que pensar en el ambiente local versiones como estas. Con el sueldo que le pagarían a Felipe pueden contratar siete muchachos de la Universidad de Manizales muy pilosos que están buscando trabajo y que, con toda seguridad, harían quedar muy bien a la alcaldía. Felipe, por otra parte, está muy bien posicionado en Bogotá, y gana un dineral. En cambio, en Manizales hay muchos profesionales que no se han podido ubicar laboralmente por falta de oportunidades.

Nuevo editor general de El Colombiano

Dentro de los movimientos que están ocurriendo en los medios, asumió esta semana como Editor General de El Colombiano Germán Manga, lo cual garantiza una continuidad en la línea editorial del periódico.

Manga fue Consúl General de Colombia en Milán -en reemplazo del exdirector del DAS Jorge Noguera- durante casi cuatro años durante el gobierno de Álvaro Uribe, luego de haber servido como jefe de gabinete de la Vicepresidencia de Pacho Santos.

Manga venía de ser la mano derecha de Francisco Santos en RCN y aunque los rumores en el periódico es que fue puesto allí por recomendación de Álvaro Uribe es probable que hubiera pesado más su cercanía con el exministro Fabio Valencia Cossio, quien tiene una fuerte influencia dentro del periódico.

Manga le ganó el puesto a otros candidatos con larga trayectoria periodística y que contaban con la ‘barra’ de la sala de redacción como Carlos Alberto Giraldo, conocido como Capeto. La Silla Vacía.

Bajo perfil

La llegada de Simón Gaviria a la jefatura única del liberalismo prácticamente llevó a que su padre, el expresidente César Gaviria, se haya auto-borrado del mapa político público de la colectividad. Algunos congresistas que han tratado de contactarse con el exmandatario y pedirle luces sobre temas como la expectativa de reelección y otros asuntos atinentes al liberalismo, se han encontrado con que Gaviria se lo pasa en el exterior y cuando está en el país evita al máximo la exposición en eventos políticos. Off the Record, El Nuevo Siglo.

Por ahora no…

Una alta fuente gubernamental indicó el domingo pasado que la posibilidad de ‘meterle mano’ a la autonomía del Banco de la República no está en la agenda inmediata del Ejecutivo, pese a que varias voces de la Unidad Nacional ya lo han insinuado. Sin embargo, indicó que tras los reclamos ministeriales por el efecto del alza en las tasas de interés y el eco de los gremios a la insatisfacción, se espera que la junta del Emisor reflexione sobre la necesidad de cambiar en el corto plazo sus políticas de control macroeconómico y que empiece a ver más de cerca lo que hacen otros bancos centrales como los de Perú y Chile, que son más activos en sus intervenciones del mercado de capitales e índices básicos, y ostentan a la par las mayores tasas del crecimiento del PIB. Off the Record, El Nuevo Siglo.

Juanpacinas

Al ministro Cárdenas Santa María lo perseguirá el karma de Dragacol como al expresidente Belisario Betancur el holocausto del Palacio de Justicia. La historia no perdona. Congresistas antioqueños le preparan debate al ministro del Medio Ambiente, Frank Pearl, por afectar el cronograma del Túnel del Oriente. Una demanda al Departamento por este asunto le puede costar a Antioquia más de 200 mil millones de pesos. ¿Y quién los va a pagar? Altos eliotropos de acá dicen que si los empresarios del Túnel del Oriente fueran bogotanos o extranjeros, ya habrían demandado al Departamento. Otro comentario. Un asesor de Fajardo le dijo a Juan Paz que en la decisión del Túnel del Oriente influyó mucho una percepción: El supuesto afán de Ramos por dejar todo contratado y en marcha. Aunque el proyecto estaba firmado desde 1995. Otro argumento irrefutable: Cualquier demanda por el Túnel del Oriente la paga el Departamento, y punto. No la Nación. Ahí está la experiencia del Metro. ¡Ojo Fajardo! Esta pregunta se la formuló en Bogotá un funcionario de la Procuraduría General a un amigo de Juan Paz: ¿Por qué se ha regado el cuento desde hace rato, que al exalcalde Salazar “lo van a joder”? ¿Prejuzgamiento? Silencio total En la Gobernación de Antioquia han encontrado muchas cosas de la administración anterior. Algunos de los funcionarios de Fajardo han tenido la intención de salir a la opinión pública a contar todo, pero la orden del gobernador fue tajante: Hay que guardar todo para el libro blanco. En tres dependencias el escándalo es de tal magnitud que le entregaron todo a la Contraloría de Antioquia. Dicen que a comienzos de marzo saldrán los resultados. Comentan que esas tres entidades quedaron prácticamente quebradas o “inviables”.

El apoyo de los gringos a Angelino no es claro

El Ministro de Trabajo dijo, según Portafolio, que Estados Unidos «tiene el nombre del Vicepresidente en alta estima» en relación con su aspiración de ocupar una posición en la Organización Internacional de Trabajo (OIT). Pero que aún no ha decidido si lo apoyará cuando llegue la elección en mayo de este año. Lo cierto es que no solo no ha decidido sino que los gringos no parecen estarse moviendo en esa dirección.
Por un lado, ya decidieron que esperarán a que todas las nominaciones se hayan hecho (el plazo es marzo 8) y a que se hayan realizado las entrevistas con los candidatos en Ginebra que van hasta el 30 de marzo antes de tomar una decisión. La decisión final la tomará la Casa Blanca con insumos de la Secretaría del Trabajo.

Al parecer los el nombre de Garzón tiene dos peros grandes: uno, que no habla bien inglés ni francés lo cual podría limitar mucho su margen de acción en un organismo internacional. Y dos, que su carta de presentación más fuerte, que es su trayectoria como sindicalista, se ve mermada por la falta de apoyo del movimiento sindical colombiano a su candidatura. Sobre todo, por la influencia que tienen en un año electoral los sindicatos gringos entre los demócratas.

Con Brasil dudando y Estados Unidos mirando desde el balcón la elección, las perspectivas de Angelino Garzón en la OIT parecen cada vez menos claras. La Silla Vacía.