2 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Policía desmanteló una peligrosa banda conformada por seis adolescentes de 16 y 17 años

21 de febrero de 2012
21 de febrero de 2012

La investigación, adelantada por un grupo especial de Policía Judicial adscrito a la Dirección de Protección y Servicios Especiales, en coordinación con la Policía de Cundinamarca, culminó con la aprehensión de seis adolescentes de 16 y 17 años, así como con la captura del jefe de la organización, identificado como Jairo Andrés Céspedes Cabanzo, y quien apenas llega a la edad de 19 años.

Dada la peligrosidad y el alto grado de violencia ejercido por los delincuentes, el proceso de identificación y judicialización de los 7 integrantes incluyó tareas de seguimiento y vigilancia previos, autorizados por la Fiscalía General de la Nación, que con base en dichos elementos expidió las órdenes de captura por homicidio, hurto agravado y calificado, porte ilegal de armas y daño en bien ajeno. En el caso de alias “Jairito” los señalamientos involucran desplazamiento forzado, lesiones personales y concierto para delinquir.

Los procedimientos que permitieron desmantelar la autodenominada banda “El parche que no copea”, se realizaron de manera simultánea en varios predios ubicados en el sector de Altos de Florida, en el municipio de Soacha, aprovechando los preparativos para la celebración de cumpleaños de uno de los miembros de esa organización, conocido el alias de “Huevitas”. Cabe anotar que esta banda realizó acciones delincuenciales en alianza con otra estructura identificada bajo el seudónimo de “Los Paisas”, responsables del asesinato de un miembro de la comunidad afrodescendiente en esa localidad.

En lo corrido de este año, la Policía Nacional ha hecho efectiva al aprehensión de 3.930 menores de edad por diferentes delitos, 62 de ellos implicados en casos de homicidio, 1.336 en situaciones de hurto, 192 hechos relacionados con lesiones personales y 322 en temas de porte ilegal de armas.

Desde el 1 de Enero a la fecha, 2.305 niños, niñas y adolescentes han sido víctimas de delitos, cifra equivalente a una reducción del 30 por ciento respecto al mismo período del año anterior, no obstante lo cual se mantienen las campañas de prevención en las principales ciudades del país.