30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La búsqueda del paraíso

8 de febrero de 2012
8 de febrero de 2012

victor zuluaga

Desde el mismo momento, diría Moscovici, en que nacemos e incluso antes, estamos recibiendo estímulos del mundo exterior: la voz de los padres y del círculo familiar y luego de amistad, los conceptos y definiciones que escuchamos, leemos; todas nuestras experiencias gratas y desagradables; todo ello va construyendo un referente que es fundamental para mi actuar en el colectivo. Toda cultura construye sus particulares referentes. Así por ejemplo, la cultura chamí tiene un referente mítico que posibilita el que a las niñas a su más corta edad, se les extirpe el clítoris, básicamente porque hay unos miedos construidos alrededor del acto sexual y el fin del mundo.
Lo anterior para expresar que el modelo educativo que adopte una sociedad, seguramente que tiene una enorme influencia en la construcción de un proyecto de vida constructivo o destructivo. Creo que Occidente, con su proyecto de convertir la naturaleza en un instrumento infinito para satisfacer las vanidades humanas, está llegando a su fin.
Porque hoy en día la palabra mágica de los políticos y los economistas es la de “Crecer”, es decir, vender más, consumir más, en un planeta que ya ha venido dando señales de su agotamiento. Es una búsqueda desaforada del ese “Paraíso perdido”, que nunca ha existido.
Es hora de comenzar a pensar en un proyecto diferente al crecimiento desaforado, de tal manera que evite gastar el dinero que no tengo, para comprar objetos que no necesito, para competir con quienes no conozco.
Y creo que en la educación está una de las claves más importantes para que se entre a valorar mucho más el ser, antes que el tener, que el poseer. Este último, un elemento que se privilegia para otorgar estatus en nuestra sociedad.
Porque si miramos los planes de estudio en los colegios y universidades, por todas partes aparecen los términos, “competencia”, “crecimiento”, “eficacia”, “ganancia”. Y esa asignatura tan importante en el pasado como “Ética”, tiene cierta obsolescencia en los planes de estudio, para no hablar de ausencia.

Y como soñar no cuesta nada, pues soñemos.