30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Honduras: al menos 300 muertos en incendio en granja penal

15 de febrero de 2012
15 de febrero de 2012

«Hay 272 muertos confirmados, pero creemos que son más de 300» los fallecidos, dijo Bonilla en la granja penal, ubicada cerca de la base aérea militar estadounidense de Palmerola.

Por su lado, el comisionado de Derechos humanos, Ramón Custodio, señaló que se revisó la lista de los más de 850 reclusos que estaban alojados en el penal y afirmó que se desconoce la suerte de 357 de ellos.

«No significa que todos estén muertos», ya que podría haber entre ellos heridos y fugados durante el incendio, precisó Custodio.

Al menos unos 272 reos muertos y decenas de heridos dejó el incendio en la cárcel, informó más temprano el director de Centros Penales, Danilo Orellana.

«Estamos en el levantamiento de cuerpos, anda arriba de 200 muertos, es bastante grave la situación, la mayoría murió por asfixia. No se trata de un motín, tomaron fuego varios módulos y se investigan las causas», declaró Orellana desde el lugar de la tragedia.

Poco después la fiscal Lucy Marder dijo a Radio Globo que la cifra de muertos ascendía a 272. Sin embargo, el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, salió al cruce, y pidió paciencia antes de dar «informaciones que no estén debidamente confirmadas».

La tragedia reunía de emergencia esta mañana al presidente de Honduras Porfirio Lobo y su cúpula de ministros. Posteriormente se realizará una cadena nacional de radio y televisión.

El siniestro habría comenzado a eso de las 22H50 locales del martes (04H50 GMT del miércoles), precisó el funcionario, quien añadió que se investigan dos versiones, una que el siniestro habría sido provocado por uno de los presos y la otra por un cortocircuito.

Orellana descartó que se trate de un motín, como señalaron informes preliminares, pues «incluso los policías ayudaron a sacar a los reos al patio», agregó. Orellana precisó sin embargo que todo aún está bajo investigación.

«Está entrando todo el equipo de forenses, aún es todo muy preliminar. Los reos -que lograron salvarse- están en el patio, mientras se controla la situación», agregó el jefe de penales.

Decenas de quemados y heridos están siendo trasladados a varios hospitales de la ciudad de Comayagua. En la Penitenciaría Nacional de Comayagua estaban recluidos unos 850 presos.

El área del centro penal está fuertemente custodiada por el Ejército y la Policía y varios familiares de los presos permanecen apostados afuera de la prisión, desesperados esperando noticias de sus familiares.

Según relatos de testigos, algunos de los reclusos que consiguieron escapar de las llamas rompieron el techo; en tanto que hay versiones preliminares de que varios reos se fugaron.

Cientos de familiares se habían agolpado al amanecer del miércoles en las puertas de la granja prisión, ubicada unos cinco kilómetros al norte de la base aérea militar estadounidense de Palmerola.

«Mi hermano Roberto Mejía estaba en el módulo seis. Me han dicho que los de la seis están todos muertos», afirmó bajo el efecto de la conmoción Glenda Mejía, interrogada por la AFP.

A su lado Carlos Ramírez también esperaba noticias de su hermano Elwin, detenido por asesinato y quien también estaba en el módulo seis. «No me han dicho nada», expresó con la voz quebrada.

La prisión es un complejo agrícola ubicado a 500 metros de la carretera que une San Pedro Sula, la capital económica de Honduras, y Tegucigalpa, asiento del gobierno.

En este centro penitenciario los reclusos se dedican, entre otras actividades, al cultivo de hortalizas y la cría de cerdos.

En mayo de 2004, un centenar de reos murieron calcinados en un incendio en el presidio de San Pedro Sula, debido, según las autoridades, a problemas estructurales de la prisión.

Honduras cuenta en la actualidad con 24 establecimientos penitenciarios con capacidad para albergar 8,000 personas, pero la población carcelaria sobrepasa las 13,000.