30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno niega que Baltasar Garzón trabajara para el país

10 de febrero de 2012
10 de febrero de 2012

Bogotá, 10 de febrero (RAM).El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, desmintió que el reconocido jurista haya trabajado directamente para el país en el proceso de verificación de la situación de desmovilización de las Autodefensas en Colombia.

 


En ese sentido, Vargas Lleras aclaró que los honorarios de Garzón los pagó en desarrollo de la asesoría la Organización de Estados Américanos (OEA).

«El Gobierno nunca tuvo contrato directo ni indirecto con el juez Baltazar Garzón. Las tareas que él cumplió en Colombia, y que ya terminaron, eran por una vinculación del juez Garzón con la Organización de Estados Americanos, OEA. Esta es una precisión importante, porque los honorarios del juez nunca fueron pagados por el Gobierno colombiano, sino por la OEA», explicó Vargas Lleras.

El pronunciamiento del jefe de la cartera política tuvo lugar luego de que un Tribunal Supremo de España lo inhabilitara por 11 años al hallarlo culpable de interceptaciones ilegales.

El Alto Tribunal encontró al magistrado español culpable de prevaricación por haber autorizado a interceptar las conversaciones que mantuvieron en prisión los presuntos cabecillas de una trama de corrupción con sus abogados, conocida como «caso Gürtel», que afecta a antiguos altos cargos del Partido Popular y sus abogados.

En una nota remitida a los medios de comunicación, Garzón asegura que la sentencia no está sustentada en pruebas ni razones jurídicas y que «elimina toda posibilidad para investigar la corrupción y sus delitos asociados abriendo espacios de impunidad».

Señala, además que «contribuye gravemente, en el afán de acabar con un juez en concreto, a laminar la independencia de los jueces en España». Garzón denuncia que la sentencia no se ajusta a derecho, que le condena de forma injusta y predeterminada y subraya que a lo largo de toda su carrera ha cumplido siempre con rigor las normas y ha defendido los derechos de los justiciables y de las víctimas en situaciones muy adversas.

«He trabajado contra el terrorismo, el narcotráfico, los crímenes contra la humanidad y la corrupción. Lo he hecho siempre con la ley en la mano y en unión de fiscales, jueces y policía», dice.