8 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gilma Jiménez pide que en cumbre de las Américas se integre comité por los niños

22 de febrero de 2012
22 de febrero de 2012

La Senadora propuso que “mediante el seguimiento, evaluación, registro y estadística, se analicen todas las formas de violencia contra los niños de la región y se acuerden medidas concretas para el restablecimiento de sus derechos”.

En carta dirigida al Presidente, la Senadora Jiménez, indicó que se busca trabajar de forma conjunta con todos los mandatarios de los Países que participan en la Cumbre, para establecer  acciones que permitan el ejercicio pleno de los derechos de los niños de la Región y que Colombia tenga el liderazgo en la región.

Las cifras de la vulneración de los derechos de los niños son dolorosas, vergonzosas y aberrantes. Se calcula que en América Latina más de 2 millones son explotados sexualmente y la Procuraduría en Colombia estima que en el país hay por lo menos 25 mil niños explotados para esas prácticas. Por su parte la Fiscalía General de la Nación estima que al año cerca de 200 mil niños colombianos son violados y que solo el 10% de los casos son denunciados. De estos solo el 5% terminan en condena.

Durante el 2011 Medicina Legal practicó 15.053 exámenes por delitos sexuales a niños menores de 14 años. Solo en Bogotá se registran cerca de 5 violaciones diarias.

En cuando a explotación laboral, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) calcula que más de 5 millones de niños de 0 a 14 años son explotados laboralmente. UNICEF señala que por lo menos 2 millones de niños en Colombia son maltratados de los cuales 850 mil sufren maltratos severos.

“Con estas cifras, vale la pena recordar que el espíritu fundante del sistema interamericano tiene sólido arraigo en los derechos humanos, en especial los de los niños y niñas de la región. Como se recordará en el punto 19 de la Declaración de Compromiso realizada en la V Cumbre de las Américas en el año 2009, los 34 países miembros, reiteraron su compromiso con las familias y la sociedad de proteger los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, incluidos el derecho a la educación, el derecho al más alto nivel posible de salud física y mental y el derecho a cuidado y asistencia especiales con el fin de promover su bienestar social, protección y desarrollo integral”.

Estas son algunas de las razones por las cuales la Senadora colombiana solicita que se le de la oportunidad de participar en la Cumbre, para tratar el tema.

“Porque estoy segura que me dirijo a un mandatario que entiende la dimensión del tema, espero Señor Presidente, que esa solicitud sea tenida en cuenta y tramitada favorablemente”, puntualizó la Senadora en su carta.