7 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Necoclí inició la historia de Ley de Víctimas y Restitución de Tierras

12 de febrero de 2012
12 de febrero de 2012

Necoclí, 12 de febrero (RAM).Bajo un sol inclemente más de 35 mil personas acudieron al llamado del Gobierno Nacional para respaldar a las víctimas y para darle impulso al programa de Restitución de Tierras, que lidera el Gobierno del Presidente  Juan Manuel Santos.

 


El estadio de beisbol, El Diamante, ubicado en el centro de este municipio  fue el sitio de reunión que permitió congregar  a miles de víctimas  y sus familiares que llegaron de 12 municipios del Chocó, córdoba y Antioquia.

El pueblo quedo pequeño, porque las filas, de humildes campesinos que han sufridos los rigores de la violencia, eran interminables.
Con paso lento y firme y bajo un inclemente sol, de unos 40 grado centígrados, estas personas fueron llenando la empolvada cancha de beisbol para darle la bienvenida al Presidiéndote Juan Manuel Santos, quien tampoco tomo la palabra agradeció “el alma” que el Ministro del Interior y todo su equipo dejaron para que este histórico evento fuera un éxito.

“Agradezco al Ministro Germán Vargas Lleras porque le puso su corazón a este evento, su Viceministro Luis Felipe Henao, a todo su equipo de trabajo, quienes de forma apasionada han apoyado esta Ley, porque se dan cuenta que es lo justo, que es lo que toca hacer: reparar a las víctimas”, expresó el Jefe de Estado.

Informado por Vargas Lleras, en su discurso, el jefe de Estado agradeció la presencia de todos estos compatriotas para quienes la distancia no fue un obstáculo para cumplir esta cita. Por más de 18 horas, familias  enteras se transportaron en buses, camiones y chalupas. No hubo ningún impedimento para que estos 35 mil colombianos dijeran a una sola voz “Sí a la vida, Sí a la Ley de Víctimas, Sí a la Restitución de Tierras”.

En el acto se hicieron presentes también autoridades militares y civiles, congresistas, diputados, concejales y representantes de la iglesia católica en Colombia.

Al termino de este gran encuentro de víctimas, y luego de la partida del Presidente Santos,  el Ministro del Interior se quedo un rato escuchando de viva voz los testimonios y las inquietudes de las personas a quienes el paramilitarismo, las bandas criminales, la guerrilla y el narcotráfico las despojaron de sus tierras y a muchos de sus familiares les quitaron la vida.