30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Capturados tres extraditables, entre ellos uno en Dosquebradas

6 de febrero de 2012
6 de febrero de 2012

España y Perú los solicitan por delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

Bogotá, febrero 5. Es así como en desarrollo de la operación en contra de prófugos esta OCN INTERPOL logra la captura de Jhon Edison Buitrago Trujilllo, Cesar Baltazar López Rodríguez y William Frasser Parra, quienes son señalados por las autoridades del Reino de España y la República del Perú, de introducir estupefacientes a través de organizaciones criminales.


Esta investigación fue realizada y estructurada por la Oficina Central Nacional INTERPOL Colombia, en cumplimiento a las políticas de la Organización Internacional de Policía Criminal, en la busca de fugitivos que tratan de evadir la justicia en los diferentes Países.

En primer lugar, se trata de John Edison Buitrago Trujilllo, pereirano de 33 años, capturado, mediante Notificación Roja, en Dosquebradas, Risaralda, para que comparezca ante las autoridades de Zaragoza en España, ya que a mediados de 2006, la policía española interceptó un vehículo de su propiedad en donde era utilizado para el tráfico de estupefacientes.

Edison Buitrago había sido capturado por autoridades españolas en Zaragoza y dejado en libertad con la obligación de presentarse periódicamente ante el juzgado, pero luego de un año decidió huir hacia Colombia para evadir la justicia.

Igualmente, fue aprehendido en Barranquilla, William Frasser Parra, bogotano de 50 años, quien era el jefe de una organización delincuencial dedicada introducir cocaína a España y Buenos Aires, procedente desde Colombia. Así mismo, era el encargado de la distribución de la cocaína en la ciudad de Palma de Mayorca, España.

Finalmente, Cesar Baltazar López Rodríguez, de Palmira Valle y de 48 años, conocido por las autoridades peruanas bajo el alias ‘Sebastian’ fue detenido en la ciudad de Cali confines de extradición a Perú, por ser el representante de una organización criminal conformada por colombianos, turcos y peruanos dedicados al tráfico ilícito de drogas. Además, era el principal inversionista en la creación de una empresa fachada en Perú dedicada a importar y exportar conservas de piñas en almíbar, productos que utilizarían para camuflar la droga.