9 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Capturados cinco integrantes de una temida banda especializada en el hurto a establecimientos

14 de febrero de 2012
14 de febrero de 2012

Bogotá, 14 de Febrero (RAM). En respuesta a las denuncias de los ciudadanos, particularmente los residentes en el sector de Usme, al sur de la capital de la República, la Policía Nacional puso en marcha un operativo relámpago mediante la articulación de esfuerzos del Plan de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, en sus componentes de Policía Judicial y personal de la Metropolitana de Bogotá, a fin de desarticular una peligrosa banda dedicada al hurto de establecimientos comerciales en esa zona.


Es así como gracias a la administración de fuentes humanas, al aviso oportuno de los habitantes y la reacción inmediata de las unidades, se logró la captura en flagrancia de cinco individuos, quienes portando armas de fuego irrumpieron en un café internet de la localidad.

Los delincuentes, quienes utilizaban como pretexto el uso de los servicios de correo electrónico o el cambio de un billete para acceder a los negocios, amenazaron a la propietaria del local y se apoderaron de 4 millones 800 mil pesos producto de las ventas.

No obstante, la rápida y efectiva intervención de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) y las patrullas de vigilancia, impidió el robo, garantizó la protección de la víctima y sus clientes, al tiempo que permitió la recuperación del dinero y el sometimiento a la justicia de los criminales.

Los integrantes de la banda conocida como “La del Rincón”, quienes presentan antecedentes por hurto calificado y agravado, y porte ilegal de armas, entre otros delitos, se caracterizaban por el alto grado de violencia ejercido durante los atracos que solían protagonizar, previo a los cuales identificaban los sistemas de monitoreo y alarma instalados en los establecimientos escogidos para el ilícito.
En el operativo, la Policía Nacional se incautó de 3 armas de fuego, 18 cartuchos de munición, 10 teléfonos celulares, una motocicleta y un vehículo de transporte público tipo taxi utilizado por los delincuentes para su huida, así como para facilitar el transporte del dinero y elementos hurtados en los establecimientos de comercio.