4 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ventas ambulantes: confianza y esperanza

17 de enero de 2012
17 de enero de 2012

Con la voluntad política expresada por la mandataria y el nuevo secretario de gobierno esperamos que se acabe de una vez por todas, la anarquía que ha existido en los últimos años. Acabar la anarquía significa que haya autoridad, pero no quiere decir que la autoridad represente el uso de la fuerza. La autoridad en este tema es presencia institucional, que se lideren procesos de concertación donde todos los actores comprometidos participemos activamente en la toma de decisiones. Tengo que recordar, por ejemplo, el hecho que no haya funcionado de manera permanente el comité de espacio público, un organismo que existe en la norma, pero que en la práctica no ha operado por la falta de liderazgo y voluntad de las administraciones.

Cuando hablamos de autoridad para el caso de las ventas ambulantes, la ciudadanía espera un proyecto integral de intervención, donde se contemple la reubicación, capacitación de los vendedores, planteamiento de alternativas laborales, campañas de cultura ciudadana y el control estricto para evitar que siga proliferando el problema. La administración municipal debe tener en cuenta que somos epicentro de llegada de vendedores de otras regiones del país, hecho que ha agravado la situación y que merece todo el cuidado, pues se debe trabajar solo con los vendedores que tradicionalmente han estado identificados como tal en la ciudad.

Esperamos también que la administración y la secretaría de Gobierno no vacilen en diseñar un gran pacto ciudadano donde todos los armenitas nos comprometamos en hacer parte de la solución. No se pueden tomar decisiones de manera unilateral y se debe comprometer a todos y cada uno de los habitantes de la ciudad para garantizar la efectividad del proyecto de intervención. Cada uno de nosotros tenemos la responsabilidad de actuar coherentemente, pues el fenómeno de las ventas ambulantes existe por la relación de oferta y la demanda.

Otro aspecto en el cual la alcaldía tiene que trabajar de manera decidida con las autoridades de policía y todos los organismos de inteligencia, es la venta de CD piratas, pues es una industria ilegal que se pasea por las calles y no se está ejerciendo acción alguna. Se debe atacar el mal desde la raíz y a través de labores de inteligencia detectar las fábricas ilegales, eso sí, concertando con los vendedores para que se planteen alternativas productivas que reemplacen esta actividad. Es un tema complejo, pero hay que actuar porque no podemos convivir con la ilegalidad como si nada.

Somos conscientes que el desempleo es una causa para que la informalidad prolifere, pero no es la única razón. Sin embargo tenemos que actuar en todos los frentes para que se genere empleo y las personas que trabajan en las calles y que son de la misma ciudad, se beneficien con las alternativas que se vayan generando. Tenemos que buscar opciones productivas para que a través de la asociatividad, avancemos en la consolidación de unidades productivas en otros frentes. No perdemos la fe ni la confianza, y creemos que en esta administración sí se van a hacer las cosas bien. Estamos listos para trabajar.

[email protected]