2 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Estado colombiano pide perdón por masacre paramilitar de 50 personas en 1999

24 de enero de 2012
24 de enero de 2012

"Quiero aprovechar hoy, víctimas de la masacre de El Tigre, para ofrecerles disculpas como Presidente de la República a todas esas víctimas. Esa masacre nunca ha debido suceder", manifestó el mandatario desde Mocoa, la capital de Putumayo.

Santos se refirió a que "las sociedades no progresan si no cicatrizan las heridas, y los habitantes de Putumayo han sufrido la violencia como pocos", en alusión a la masacre del Bloque Sur de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, ultraderecha paramilitar).

“Yo sé que recuperar a un ser querido o a una mujer que la violaron le va a quedar el recuerdo toda su vida, no se puede borrar, pero en cierta forma sí se pueden mitigar, se puede cambiar el rencor por el perdón, a veces no es fácil pero tenemos que ensayar”, señaló Santos.

Este ataque se cobró la vida de medio centenar de vecinos de la aldea El Tigre, en el putumayense municipio de La Hormiga en enero de 1999, según se contabilizó entonces y fue parte de lo que Santos calificó como "una caravana de sangre de los paramilitares".

Según el Presidente, la prioridad en un proceso de reparación es que los afectados "se sientan reconocidos como víctimas, eso es lo más importante para que ese rencor vaya desapareciendo".

"Quise que el primer acto de reparación de las víctimas por parte del Presidente, aunque ya se han inaugurado varios de los comités en varios departamentos, pero después de la entrada en vigencia de la ley, fuese aquí en el Putumayo. Y quise venir porque le doy un gran significado a este paso que estamos dando el día de hoy", enfatizó.

Santos explicó que la función del llamado Comité de Justicia Transicional de Mocoa será facilitarle a las cerca de 140 mil víctimas de la violencia registrada en Putumayo el acceso a los servicios, atención, asistencia y reparación integral, lo que completa la compensación monetaria.

Desde abril de 2011 se han instalado 12 Comités Departamentales de Justicia Transicional en los departamentos del Valle del Cauca (suroccidente), Casanare (este), Cesar (noreste), Sucre (norte), Córdoba (norte), Antioquia (noroccidente), Meta (centro), Bolívar (norte), Atlántico (norte), Magdalena (norte), Cauca (sureste) y Santander (nororiente).

Santos ya se disculpó voluntariamente ante las víctimas de una masacre en julio del año pasado, en la aldea de El Salado (norte), que fue objeto de ejecuciones masivas paramilitares en 1997 y 2000 y elegida asimismo para erigirse en un modelo de implementación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

Esta norma se comenzó a ejecutar el 12 de enero del presente año con la entrega a campesinos desplazados por el conflicto armado de 4 mil 225 hectáreas confiscadas a narcotraficantes en Córdoba, uno de los departamentos más convulsos y bastión paramilitar hasta la década pasada.

Unas 350 mil familias serán beneficiarias de los efectos de la Ley que fue rubricada en junio de 2011 por Santos con un testigo de honor, el secretario general de la ONU, Ban Ki- Moon.

 
teleSUR- EFE/ao-MM