2 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El segundo aire del departamento del Quindío

23 de enero de 2012
23 de enero de 2012

gilberto montalvo El propio exmandatario de los quindianos insistía en todos los tonos sobre la inviabilidad de los entes territoriales, y era una verdad amarga pero con cierto deje de nostalgia, porque se evidenciaba  que los departamentos se habían convertido en unas entidades de trámite con unas abigarradas burocracias en medio de presiones y compromisos politiqueros  de toda índole. Se recuerda que en las últimas de cambio en un acto vergonzante el gobierno de López Espinosa se convirtió en una jefatura de debate obligada para buscar su sucesión.

NADIE DABA UN PESO POR LAS GOBERNACIONES

En medio de la discusión que corría por todo el país sobre la inoperancia de las gobernaciones, en donde incluso se llegó proponer que se acabara con esta figura, un salvavidas monumental salió de las  manos del gobierno nacional y el congreso de la república y puso a los gobernadores como actores políticos de importancia.

El sistema Nacional de Regalías los sacó del ostracismo y los dejó en la cresta de la inversión y en el manejo de las toma de decisiones de más de 10 billones de pesos para los próximos dos años y medio que falta del gobierno del presidente Santos.

En el departamento del Quindío hay informaciones fragmentarias pero se acercan a recursos por 35 mil millones de pesos que le dan una capacidad de muñequeo a la gobernadora Sandra Paola Hurtado lo que era impensable en medio de la gran confrontación en su campaña electoral el año inmediatamente anterior.

Y este acertijo es demostrable si nos atenemos a que el exgobernador Julio César López no movió un dedo en dirección a rescatar  los recursos de la regalías que estaban perdidos en la gran fronda burocrática capitalina y sólo gracias a la labor de un grupo de parlamentarios, incluidos los del departamento del Quindío y la propia mandataria electa,  se pudo reversar la inequidad y enderezar el entuerto.

REELECCIÓN PRESIDENCIAL, REGALÍAS Y GOBERNADORES

En medio de todo este asunto está  la reelección presidencial y la importancia que los gobernadores tendrán en ese evento.

Germán Chica, uno de los más cercanos consejeros del doctor Santos, fue nombrado como presidente de la federación nacional de gobernadores en reemplazo de doña María  Teresa Forero de Saade, quien estuvo durante diez años en la importante posición.

El consejero Chica será pieza clave en la interlocución de los gobernadores y el alto mando del estado colombiano.

Luego la relación  gobernadores- presidente va a ser fluida en medio de los recursos económicos de las regalías y la reelección que no tiene ninguna posibilidad de que no sea un hecho real aunque el jefe de estado ande pregonando lo contrario.

Los mandatarios seccionales  con una importante cuota en las juntas de las entidades que tomarán las decisiones en los grandes proyectos  se convierten en actores fundamentales en todo los procesos políticos y económicos a futuro tanto en sus regiones como en el país.

EQUILIBRIO CON LOS RECURSOS

Lo más importante de este asunto es que los gobernadores deben manejar con equilibrio los recursos y la empatía con los alcaldes debe ser con equidad así hayan sido elegidos con tendencias diferentes como en el departamento del Quindío donde la mayoría de los burgos no estaban en coalición con la actual gobernadora Sandra Paola Hurtado Palacio.

En el Quindío se vio en las primeras de cambio amagues de entorpecer el buen destino de la administración seccional montando sindicatos para generar coaliciones en la asamblea contrarias a la doctora Hurtado pero a la final se evidenció  de que el poder lo tiene quien ejecuta los presupuestos.

La descentralización administrativa reposaba en los municipios pero con el viraje total de 180 grados del Sistema Nacional de Regalías ahora la pelota quedó en manos de los mandatarios seccionales quienes han recibido una real posibilidad para retomar el liderazgo con  una bala de oxigeno de singular importancia.

Quién lo iba a creer pero esas son las cosas de verdad verdad, lo que resta es tino y armonía para evitar los desastrosos rifirrafes que  harto nos han causado serios dolores de cabeza.