7 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Durante 5 días permanecerá bajo observación médica el policía liberado en El Tambo

23 de enero de 2012
23 de enero de 2012

El policía, quien presenta una herida en el pie izquierdo, fue recluido en la clínica La Estancia de la capital caucana.
Giraldo Cardona presenta un cuadro de deshidratación por lo que permanecería bajo observación médica durante unos cinco días.
"Fue muy duro escuchar cómo los bombardeos estaban tan cerca y escapar de ellos sin salir heridos", afirmó Giraldo Cardona, quien señaló que "me trataron bien y gracias a Dios estoy vivo".

El CICR recibió al uniformado en zona rural de El Tambo, precisó el gobernador del Cauca, Temístocles Ortega.

Giraldo "está a salvo", expresó Ortega, quien confirmó versiones preliminares sobre la puesta en marcha de una operación humanitaria del CICR para recibir al policía.

La misión fue confirmada poco después por la delegación en Bogotá del CICR, que indicó que su participación se derivó de una solicitud de las Farc y la familia del uniformado.

El policía había sido secuestrado el pasado viernes por rebeldes de la columna móvil "Jacobo Arenas" de las Farc en un asalto al cerro Santa Ana, que acoge un centro de comunicaciones y de ayudas de aeronavegación de la Aeronáutica Civil (Aerocivil).

En el ataque murió el comandante de la Policía en El Tambo, el intendente Guido Holguín, quien encabezaba un grupo de al menos 18 uniformados responsables de la vigilancia del lugar.

La suerte de la mayoría de ellos se desconoció hasta el sábado, cuando tropas del Ejército encontraron con vida a 17 policías. Sin embargo, sólo con la misión humanitaria del CICR se supo de manera oficial que los insurgentes habían secuestrado a uno de ellos.
Las Farc mantienen en cautiverio, en algunos casos desde hace más de doce años, a once militares y policías que han pretendido intercambiar por medio centenar de rebeldes presos en Colombia y Estados Unidos.

A comienzos del pasado mes de diciembre, el grupo guerrillero anunció su decisión de liberar de manera unilateral a seis de ellos ante la ex congresista Piedad Córdoba, quien en el pasado ha facilitado la entrega de una veintena de uniformados secuestrados.