30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Dimayor dice que derechos de televisión del fútbol colombiano valen 200 millones de dólares

20 de enero de 2012
20 de enero de 2012
Añadió que la firma del contrato con DirecTV aumentará en un 300 por ciento los ingresos del fútbol colombiano.
Las empresas Telmex y Une, quienes tenían los derechos desde hace cinco años, aún no llegan a un acuerdo con la Dimayor para poder ofrecer las transmisiones de fútbol colombiano a sus suscriptores.
“Es cierto que hay una oferta de 70 millones de dólares de Telmex, pero es una oferta más de 300 por ciento inferior con la que hemos firmado”, dijo Jesurum.
Respecto de la designación de José Pékerman como director técnico de la Selección Colombia Jesurum dijo que “él sabe que la responsabilidad es ir al mundial”.
El Fútbol Profesional Colombiano (FPC) está a ocho días de su inicio y cerca de tres millones de usuarios de TV por cable no lo podrán ver porque los cableoperadores se niegan a pagar la tarifa estipulada por la Dimayor.
‘Fútbol para todos’ es la nueva premisa de la Dimayor, pero a $2.336 mensuales por suscriptor, un precio que Telmex, Une y Telefónica no están dispuesto a pagar.
El alcance de la televisión por cable en el país llevó a que la Dimayor replanteará, el año pasado, el negocio de los derechos del fútbol por televisión. Un crecimiento en el mercado de la televisión por cable de al menos 10%, cada año, hizo pensar a los directivos del fútbol que ya no se vendería un paquete de transmisiones por una tarifa plana, sino que éstos se podrían vender por paquetes más pequeños y por el número de suscriptores de cada empresa. Una fórmula no desconocida ni para el mundo de la televisión, ni para el mundo del fútbol.
En año pasado se pasó de vender todo el paquete del FPC a un solo cableoperador, con derechos exclusivos (lo firmó Telmex en 2006), al modelo de permitir que cualquier empresa pueda llevar a sus clientes el deporte rey del país, pero siempre y cuando pague $2.334 (US$1.25) mensuales por abonado, una tarifa única ya estipulada por el máximo ente del balompié nacional.
Esa tarifa es ahora la 'manzana de la discordia' entre esos tres grandes cableoperadores del país y la Dimayor. Y tiene en riesgo a cerca de tres millones de suscriptores de perder la oportunidad de tener en sus servicio las transmisiones del FPC.
Telmex, Une y Telefónica dicen que no están dispuestos a pagar ese precio por llevarle a sus abonados el fútbol nacional y a cambio ofrecen a la Dimayor un precio que es apenas la tercera parte de lo que el ente del fútbol considera que vale.
Cada uno tiene su posición y parece no haber acuerdo a tan sólo ocho días del inicio del FPC.
“En 2006, cuando el mercado de televisión por cable era muy diferente al de ahora, nosotros llegamos a un acuerdo con Telmex-Une en aquella época para que fueran ellos los dueños de los derechos de televisión cerrada durante cinco años. Dicho acuerdo se firmó por $17 millones de dólares, cuando ambas empresas reunían cerca de 300 mil suscriptores solamente", dice Ramón Jesurún presidente de la División Mayor de Fútbol (Dimayor), quien agrega que en estos últimos cinco años ambas empresas crecieron hasta tener hoy en día cerca de tres millones de abonados.
Sin embargo, indica Jesurún, la Dimayor nunca se benefició de dicho crecimiento de nuevos televidentes porque el acuerdo estaba planteado de esa manera y por eso se determinó replantear el negocio.
Ese crecimiento de usuarios (1000% aproximadamente), muy positivo para el balance de Telmex y Une, paradójicamente es lo que les estaría ahora dificultando llevar el fútbol a sus suscriptores.
Si pagan los $2.300 mensuales por cada uno de sus abonados, para poder transmitir nuevamente el fútbol colombiano, requerirán una inversión de más de 200 millones de dólares. Para ellos este es un costo muy alto y aseguran que para soportarlo deberían subir las tarifas a sus clientes y se pondrían en desventaja frente a la competencia.
Por eso la última oferta sobre la mesa de la Dimayor no pasa de US$70 millones, menos de una tercera parte del precio base.
“Lo que hemos analizado es que 70 millones de dólares es una oferta más que atractiva y generosa, que beneficia a la Dimayor y a los cableoperadores. Estamos dispuestos a escuchar otras propuestas, pero que cumplan esa premisa”, explicó entre tanto David Londoño, representante de Telmex en la mesa de negociación con el ente del FPC.
“No se trata de un incremento exagerado como lo han querido hacer ver. Si analizan, hace cinco años, cuando Telmex y Une apenas reunían 300 mil abonados pagaron en promedio un dólar mensual por suscriptor, teniendo en cuenta que desembolsaron US$17 millones por cinco años”, repuntó por su parte Jesurún.
Si bien es cierto que la negativa de Telmex, Une y Telefónica a aceptar el monto por suscriptor ‘descuadra la caja’ de lo que pretendía ganar la Dimayor en este nuevo modelo de negocio, Jesurún destacó que el sólo hecho de que Directv, Supercable y algunos canales comunitarios aceptaran la nueva tarifa le representó al fútbol colombiano un incremento del 300% en ingresos en lo que a derechos de televisión por cable se refiere.
“Está demostrado entonces que la gente está dispuesta a pagar por el FPC, la producción ahora la realiza la  Dimayor y se hará con los más altos estándares internacionales de calidad. Se llevarán a la televisión todos los partidos de cada fecha y varios de ellos serán en alta definición. Queremos que el fútbol colombiano llegue a todos los hogares y es por eso que seguiremos escuchando ofertas y abiertos a la posibilidad de que sumen los cableoperadores que faltan”, concluyó el dirigente.