4 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Crecimiento de Colombia aún estaría rezagado

28 de enero de 2012
28 de enero de 2012
Después de que el país conociera que el PIB en el tercer trimestre del año pasado fue de 7.7 por ciento el mercado empezó a cambiar su perspectiva para el cierre de 2011.

Durante todo el año los pronósticos fueron reservados y en su mayoría no superaron el cinco por ciento, excepto los del gobierno, en cabeza del ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, quien estimó un PIB cercano a seis por ciento.

Ahora, después de superadas las expectativas, analistas revisan sus pronósticos basados en el dinamismo de la demanda interna, los crecimientos de 18 por ciento del sector minero-energético en el tercer trimestre, el impulso de la construcción, entre otros factores, con el telón de fondo de la crisis internacional.

En efecto, Anif decidió cambiar su proyección de 4.8 a 5.5 por ciento para 2011, teniendo en cuenta una expansión de 5.8 por ciento entre enero y septiembre y estimando un crecimiento de 4.5 por ciento para el cuarto trimestre.

Profesionales de Bolsa revisó al alza su proyección, pasándola de 5.12 a 5.82 por ciento para 2011. Así como el Banco de Bogotá, al pasarla de cinco a 5.5 por ciento.

En Fedesarrollo se modificaron los pronósticos de crecimiento para el 2011, pasando de cinco a 5.7 por ciento, jalonado por el consumo privado (6.6 por ciento) y la inversión total (15 por ciento).

Las cifras son positivas y ante el promedio de América Latina (4.3 por ciento) el país queda bien parado. De hecho, supera a la ‘niña bonita del vecindario’, Brasil, que tiene pronosticado un PIB de 2.8 por ciento.

Sin embargo, aún falta un largo trecho para recorrer y poder alcanzar economías como la Argentina (8.8 por ciento), la de Perú (6.7 por ciento), la de Chile (6.3 por ciento) y la de Ecuador (ocho por ciento).

De acuerdo con Anif, las proyecciones de 5.5 por ciento “ponen de presente la dificultad de Colombia para expandirse a tasas mayores al cinco por ciento de manera sostenida”. El primer desafío está en salir del rezago que se tiene en la infraestructura y cumplir con el compromiso que asumió el Gobierno Santos en 2012, el de ejecutar las obras fundamentales para la reconstrucción del país.

Según la entidad, se deben aprovechar los recursos de regalías mediante la “construcción de proyectos adecuadamente estructurados de impacto regional”.

Cabe recordar que este año el país recibirá $8.2 billones de regalías y a través del nuevo esquema del Sistema General de Regalías todos los entes territoriales podrán acceder a estas.