6 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ajustan controles para evitar que se cuelen dineros ilícitos en la banca

28 de enero de 2012
28 de enero de 2012

Estas acciones permiten que “podamos tener un perfil de riesgo general, no solo de la casa matriz sino de sus inversiones afuera”, dijo el superintendente Financiero Gerardo Hernández.

Actualmente los grupos financieros nacionales cuentan con 140 entidades subordinadas en el exterior, mientras que a finales de 2007, estas subordinadas apenas eran 35, lo que significa un incremento de cuatro veces el número de actividades con un crecimiento en los activos en el exterior del 160%, pues pasaron de ser 10.490 millones de dólares en 2007 a por lo menos 27.300 millones de la actualidad, que equivalen a cerca del 13% del total de los activos del sistema financiero.

Hernández explicó que la existencia del colegio de supervisores facilita la tarea para las entidades financieras que hacen estas grandes inversiones porque las fortalece. Pese a que esta iniciativa de los colegio de supervisores tiene gran difusión en el plano internacional, apenas está comenzado en el país.

Dijo que todo este tipo de intercambios de la región cierra más la puerta para evitar la presencia de lavado de activos en el sistema financiero. “Todo este tipo de intercambio de información lo que permite es que los supervisores conozcamos de primera mano cuáles son los estándares que existen en cada uno de los países”, donde tienen subordinadas las entidades financieras colombianas, dijo el superintendente financiero.

El titular del organismo de control del sistema financiero no descartó algunas reformas para elevar aún más los estándares de seguridad. Explicó que en el caso de las operaciones cambiarias “tenemos unas facultades para suspender operaciones cuando veamos que las firmas o las entidades no tienen los modelos ajustados. Esas funciones ya las hemos empezado a ejercer”, dijo.

Gerardo Hernández dijo que se iniciarán investigaciones para evitar que las actividades delictivas “no aprovechen, eventualmente algunas compañías pequeñas que justamente no tienen toda la infraestructura para realizar operaciones de esta naturaleza”.

El superintendente Financiero admitió que los riesgos para el ingreso de dineros ilícitos en el sistema financiero siempre existen, “lo que tratamos de hacer es la prevención, y asegurarnos de que los controles que tienen las entidades son adecuados, y naturalmente insistir en que las entidades cumplan el conocimiento al cliente, tengan un modelo de riesgo y miren operaciones sospechosas”.

El presidente del Banco de Bogotá, Alejandro Figueroa dijo que desde los años 80, “hemos sido tremendamente cuidadosos” en el tema de evitar que se cuelen en la entidad financiera dineros ilícitos.
“Nosotros tenemos instalados en el banco toda clase de sistemas de información que nos permiten detectar operaciones no usuales”, reiteró Figueroa, al explicar que el Banco de Bogotá tiene seis millones de operaciones diarias.

A la realización del primer colegio de supervisores del Banco de Bogotá, estuvieron además del superintendente financiero, Gerardo Hernández y del presidente del Banco de Bogotá, Alejandro Figueroa, representantes de los organismo de control de Honduras Vilma Cecilia Morales y de El Salvador, Víctor Antonio Ramírez.