23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Vicepresidente no tendría que renunciar si es elegido director de la OIT

7 de diciembre de 2011
7 de diciembre de 2011

El especialista explicó que por tratarse de un cargo sui generis, bajo la mirada de la propia Constitución de 1991 que no le otorga ninguna función específica, no vería ningún problema en que el vicepresidente asumiera esa dignidad internacional.

“Si Colombia puede designar a un funcionario ejecutivo para que sea elegido como Director o Presidente de la OIT, el vicepresidente puede hacerlo. Si el cargo fuera distinto, por decir algo fuera equivalente a un cargo administrativo en una institución diferente, el análisis sería distinto: sería si pueda el Vicepresidente ejercer funciones para un tercero, para otra persona, con autorización del Gobierno; o sea, si puede tener un cargo en una organización internacional ostentando su calidad de Vicepresidente, autorizado por el Gobierno Nacional, autorizado por el presidente. En principio parecería que sí es posible”, dijo Charry.

Sin embargo, el abogado constitucionalista planteó un debate en torno a las tareas y funciones que se cumplen desde la Vicepresidencia en el escenario que el Vicepresidente Garzón sea designado como cabeza de la OIT.

“La discusión que se dio en el año 98 de si se debía crear una Vicepresidencia que fuera la estructura que soportaría al Vicepresidente, algunos éramos de la tesis de que no debía existir, porque el Vicepresidente podía ser designado en otro cargo. ¿Qué le pasaba a la Vicepresidencia si el Vicepresidente era nombrado embajador o ministro? La estructura sobraría”, explicó.

Esas funciones deberían retornar a competencia de otras instancias gubernamentales para que sean ellas las que cumplan esas funciones y el Vicepresidente se dedique única y exclusivamente a sus funciones internacionales.