3 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se recupera de trombosis arterial Álvaro Lemmon

14 de diciembre de 2011
14 de diciembre de 2011

alvaro lemmon

Inmediatamente padeció el desmayo, sus compañeros de grabación lo auxiliaron. Posteriormente llegó su esposa, quien lo llevó a Colsanitas, donde después de una valoración, los médicos le diagnosticaron que un trombo en una arteria le produjo el problema.

Se espera que Lemon permanecerá hospitalizado por unos días y después retornará a los estudios de grabación para continuar divirtiendo a los televidentes con sus ocurrencias.

Comiendo prójimo

https://mail.google.com/mail/?ui=2&ik=5effa3b3cd&view=att&th=13424cd50e36678d&attid=0.2&disp=inline&realattid=f_gvzq2p2c1&zw

Bogotá, 13 diciembre (RAM). «…Pero de todos modos me atrevo a pensar que dentro de quinientos años, cuando los investigadores del futuro quieran saber cómo éramos los colombianos de nuestra época, no se van a enfrascar en los volúmenes tediosos de los sociólogos, sino en las bromas de Tola y Maruja. Nada nos describe mejor, de cuerpo entero, con el alma incluida, con todos nuestros defectos y virtudes». Tomado del prólogo de Juan Gossaín.

Tola y Maruja son antioqueñas (Yolombó y Cañasgordas), mal casadas con Ananías y Perucho y con bastantes hijos, como buenas matronas. Se conocieron “estando muy pipiolas” y desde entonces son inseparables, siempre cogidas de gancho mientras esperan el bus.

No confiesan la edad “ni emburundangadas”, pero se les puede calcular si tenemos en cuenta que padecieron de niguas y usaron “naguas” y que les tocó cuando la virginidad estaba de moda.

Para Tola y Maruja el chisme es un derecho fundamental y lo hacen por el puro placer de conversar y sin ninguna intención distinta a echar carreta. Aquí cotorrean sobre la fauna política colombiana, el paseo a San Andrés Islas, la farsándula, Chávez, Santos y Uribe, la mafia nostra, la religión, las benditas pirámides, y sus maridos Ananías y Perucho.

La dieta del Kamasutra: las cinco posturas que más calorías queman

Vanitatis/El Confidencial
Madrid, España

La dieta del Kamasutra: las cinco posturas que más calorías queman
 
El sexo es considerado como una de las actividades más productivas para nuestra salud. Además de ser muy efectivo para adelgazar -en una relación sexual de 20 minutos se consumen una media de 250 calorías-, posee otras cualidades beneficiosas que nos ayudan a sentirnos mucho más felices, pues la liberación de endorfinas y de serotonina aumenta el estado anímico, el optimismo, la sensación de placer y nuestro bienestar. Para quienes odien las dietas de adelgazamiento que obligan a realizar costosos ejercicios, no tengan tiempo para practicar deporte o les aburran los gimnasios, el doctor Pierre Durand propone un modo alternativo para combinar dietas sugerentes con el mejor método de adelgazamiento: hacer el amor.
 
Así lo demuestra en Adelgaza haciendo el amor*, un libro en el que propone diferentes combinaciones en un total de 50 sesiones, para conseguir bajar de la manera más cómoda entre 3-10 kilos en diez semanas, y tonificar todos los músculos de nuestro cuerpo. En sus páginas podremos encontrar las mejores posturas eróticas para tal fin, con un detallado estudio de las calorías quemadas y los músculos ejercitados, consejos prácticos para que éstas sean muchísimo más placenteras y útiles de cara al ejercicio físico, recetas sanas para acompañar nuestros ejercicios, alternativas para hacerlo solo si no se tiene pareja…
 
Y es que como con cualquier otra actividad física, hacer el amor implica un aporte energético y por tanto una quema de calorías. Las variables pueden llegar a ser infinitas gracias a diferentes aspectos: las posturas que se adoptan, los movimientos que se realizan, la aceleración de los latidos cardíacos, la vasodilatación de las zonas genitales erógenas, la aceleración de la respiración, las contracciones y espasmos musculares, el orgasmo…
 
Para ir entrando en calor, seleccionamos las cinco posturas que más calorías queman y más músculos trabajan, recogidas en el manual de este especialista francés cuya propia experiencia vital le ha servido para crear un método terapéutico y de adelgazamiento sin precedentes: combinar la felicidad con una alimentación sana y una vida sexual activa.
 
1. La chica se extiende por completo y se apoya sobre una de sus caderas. Él se tumba detrás, situado en cruz y con las piernas juntas. La sujeta por los hombros mientras ella apresa los pies de él. Así trabados, sus cuerpos pueden moverse al unísono.
Calorías quemadas: Él, 550 – Ella, 550
 
2. De rodillas y arqueada hacia delante, ella se apoya en ambas manos y se desliza hacia atrás para poner sus nalgas en contacto con la pelvis de él, que arrodillado y con el cuerpo y los brazos echados hacia atrás, se afirma en sus manos.
Calorías quemadas: Él, 600 – Ella, 600
 
3. De pie, el hombre mantiene abiertas sus piernas y flexiona una de las rodillas para sujetar a la chica por las nalgas. El cuerpo de ella está izado en el aire, pero queda aferrada al cuerpo de él enlazando las piernas alrededor de la cintura del chico.
Calorías quemadas: Él, 600 – Ella, 600
 
4. Ella se acuesta boca abajo, dejando que solo sus hombros toquen la superficie y elevando su cuerpo salvo uno de los brazos, que queda por delante de su cabeza. El hombre se sitúa detrás, cubriéndola, y se afirma en las manos con los puños cerrados a los lados de la cabeza de la chica.
Calorías quemadas: Él, 600 – Ella, 600
 
5. El chico está de rodillas y toma a la mujer, que está recostada, por las nalgas; eleva su cuerpo hasta la altura exacta, de manera que ella, sentada sobre él, coloca los muslos a ambos lados del torso de él y apoya sus piernas sobre los antebrazos masculinos.
Calorías quemadas: Él, 480 – Ella, 820