3 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sacrificio clandestino de porcinos es un grave riesgo para la salud

13 de diciembre de 2011
13 de diciembre de 2011

“Nosotros buscamos dar a conocer las contravenciones en materia de salud pública que puede acarrear un sacrificio ilegal de porcinos o cerdos, además de las sanciones que la práctica puede traer a las personas que de manera clandestina no cumplan con la normatividad higiénico sanitaria que existe al respecto”, afirmó Clemencia Mejía García, Jefe de Control de Recaudo de la Asociación Nacional de Porcicultura.

El incumplimiento de la norma indica que en cualquiera de los procesos: producción primaria en las granjas, transporte en pie, sacrificio y desposte, transporte de canales, expendio y/o comercialización, puede acarrear sanciones según la gravedad, las cuales van desde amonestación escrita, multas, suspensión y/o prohibición de la actividad, cancelación de permisos, cierre temporal o definitivo del establecimiento, decomiso y destrucción de productos, inmovilización de los vehículos, investigación y judicialización.

“La inadecuadas prácticas de sacrificio de animales porcinos no solo puede afectar la salud de los consumidor sino que puede acarrear multas a quienes no cumplan con los requerimientos adecuados de hasta 100 salarios mínimos o el cierre del establecimiento público si es del caso”, indicó Mejía García.

Las entidades encargadas de controlar, regular y vigilar el sacrificio adecuado de estas especies son el ICA, INVIMA, Ministerio de la Protección Social a través de la Entidades Territoriales de Salud específicamente las Secretarías de Salud Departamental y Municipales, la CARDER, la Superintendencia de Industria y Comercio con apoyo de la DIAN, Fiscalía y Procuraduría.

“Nosotros desde la Secretaría a través de la Oficina de Protección al Consumidor realizamos una labor conjunta con todas las entidades que regulan el sacrificio de animales específicamente los porcinos que aumenta el consumo de su carne para las festividades navideñas, pues el maltrato en vías públicas es eminente, además podría convertirse en un problema de salud pública” precisó Germán Velásquez, funcionario de la Secretaría de Gobierno de Pereira.