3 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Murió Pablito Flórez, el juglar del Sinú

16 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011

NIDIA SERRANO M., EL UNIVERSAL, CARTAGENA

Los sabores del porro se fueron al cielo. A los 85 años de edad  murió el músico y compositor Pablo Flórez Camargo, autor de más de mil temas entre ellos Los Sabores del Porro, La Aventurera, El hombre aquel, Tres clarinetes, Lloró  Pelayo entre otros temas que le han dado la vuelta al mundo. Flórez Camargo llevaba cinco días recluido en la clínica Central de Montería con serias afecciones renales y respiratorias.

 

PABLITO FLOREZ
Imagen El Universal

Murió pasadas las 7 de la noche en la unidad de cuidados intensivos del mencionado centro asistencial. Sus hijos y nietos coinciden en que al maestro no se llevó el corazón o las permanentes diálisis que había que hacerle por su diabetes sino el profundo dolor que le causó la partida de su esposa, Marcelina Bertel, quien falleció hace dos meses.  Desde entonces el maestro nunca más quiso salir de su cuarto en su natal Ciénaga de Oro.

Pablito como le llamaban cariñosamente al juglar del Sinú nació en Ciénaga de Oro el 17 de junio de 1926 y sus composiciones, interpretadas con su guitarra, lo ubicaron como uno de los exponentes del folclor más destacado en Colombia. Sus temas han sido grabados por Moisés Angulo, Totó la Momposina, Juancho Torres, Alfredo Gutiérrez, Aglaé Caraballo, Iván Villazón y Gabriel Romero entre otros.

El cuerpo sin vida del maestro fue llevado por breves instantes a la funeraria Los Olivos de Montería y luego trasladado a su natal Ciénaga de Oro donde se preparan las honras f{unebres del más grande compositor de Córdoba.

PABLO FLÓREZ CAMARGO

Nació en Ciénaga de Oro el 17 de junio de 1926. Es un músico, compositor e intérprete, que ocupa un puesto destacado en la cultura musical de Córdoba. “Pablito”, como se le conoce artísticamente, ha incursionado con éxito en diversos ritmos como porro, fandango, tango, vals, pasillo, ranchera y bolero.

Entre sus obras se destacan “Feliz Golondrina” (vals), “Billete marcado” (tango), “Murió mi Madrecita” (fandango), “Tres Clarinetes” (pasillo), “Rosas de la tarde” (bolero), entre otras.

A este hombre que compone sus canciones usando la soledad, grabadora y guitarra, le han conferido varios reconocimientos, entre los que destaca un reconocimiento de la Universidad de Córdoba, una Mención de Honor de la Alcaldía de Ciénaga de Oro, el Bachiller Honorífico del Inem de Montería, el Homenaje de Telecaribe, el Homenaje en Chinú, el Primer premio en el Festival de San Pelayo con el Fandango Tres Clarinetes, el Premio Nacional Vida y Obra (2008) otorgado por Ministerio de Cultura de Colombia, y el Título Honoris Causa 2009 en Música otorgado por la Universidad de Córdoba. Sus canciones han sido grabadas e interpretadas por Alfredo Gutiérrez, la Orquesta de Juancho Torres, Totó la Momposina, Miguel Durán, Iván Villazón, Gabriel Romero, Aglaé Caraballo y María Mulata.

Testamento involuntario

Bogotá, 15 diciembre (RAM). Una colección de poemas recogidos de la memoria, y de los cuadernos, de Abad Faciolince.
testamento involuntario

“…En cierto sentido la poesía representa la verdad instintiva del lenguaje despojada de la tiranía de la razón. Paradójicamente, incluso las viejas reglas poéticas (musicalidad, ritmo, rima, medida) sirven a la aparición de lo profundo pues lo que prima en la busca de una palabra no es la lógica ni la coherencia ni la claridad, sino la eufonía, y por ese camino se cuelan las emanaciones de lo más primitivo, una especie de pensamiento impensado, o instintivo.

Por eso el poeta que consigue combinar varias palabras en una frase perfecta, siente un antiguo goce animal…”

Héctor Abad

Es, sin duda alguna, una de las voces primordiales de la literatura colombiana contemporánea. Nació en Medellín, Colombia en 1958. Estudió periodismo en la Universidad de Antioquia, y Lenguas y Literatura Modernas en la Universidad de Turín, Italia.

Columnista de los diarios El Espectador, de Bogotá y El Colombiano, de Medellín, entre muchas otras colaboraciones.

Con su tercera novela, titulada Basura, obtuvo en España a principios del año 2000 el I Premio Casa de América de Narrativa Innovadora, concedido por esta prestigiosa institución y por la editorial Lengua de Trapo.

Una de las voces primordiales de la literatura colombiana contemporánea. Su novela “El olvido que seremos” ya es un clásico mundial.