20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las lamentaciones de la señora Fiscal.

16 de diciembre de 2011

La vida privada de esta señora, como de cualquiera otra persona, no me interesa en lo más mínimo, si vive o convive o está casada por cualquier rito o arrejuntada con algún ‘perico de los palotes’, me parece inocuo; si fue a Ralito y bailó con el cojo Don Berna, Mancuso o Jorge 40, en aras de coadyuvar a la desmovilización, estupendo, ¿pero, quién la invitó?; si durmió sola o acompañada, sólo le incumbe a su vida privada, y, claro, a su marido o compañero o concubino o amigo íntimo. Lo que si me intriga es la curiosidad por saber por qué no se le dio amplio despliegue mediático a este foro. ¿Andaría por esos días en compañía de Carlos Holguín Sardi, y no me percaté de la noticia?
Señora Fiscal, la percepción que tengo de Usted es completamente distinta de la que tiene Fernando Londoño Hoyos o Gustavo Petro o María Jimena Duzàn, pero retomando nuevamente el tema central sobre sus declaraciones a Semana.com., con toda sinceridad le manifiesto que pongo en tela de juicio el manejo que aduce estarle dando a la Fiscalía con esa fuerza e independencia, hasta tanto explique pública y satisfactoriamente sobre el siguiente proceso, que no tiene nada que ver con su vida privada, más sí con un interés y tranquilidad general.
En la Fiscalía 25 de la Unidad de Terrorismo duerme el ‘sueño de los justos’, de manera injustificada, inexplicable e inconcebible, por la carencia de la pronta y cumplida justicia, el Proceso radicado bajo el número 314- Concierto para Delinquir, en la modalidad de paramilitarismo, el cual es sometido de manera arbitraria a una aberrante dilación que solo busca el encubrimiento de unos paramilitares que con su cauda electoral  han favorecido la elección de unos Parlamentarios, quienes han recibido la ayuda con conocimiento de causa, situación conocida por el Despacho investigador.
Este proceso tiene estrecha relación con los hechos denunciados por Salud Hernández Mora, en su columna de El Tiempo el pasado Domingo, sobre el hurto de combustibles a Ecopetrol en el oleoducto entre La Dorada-Mariquita; además, con el homicidio de la Docente Octavia Ramírez, ocurrido hace seis años en Victoria Caldas, a manos de unos paramilitares como retaliación por haberlos denunciado por la desaparición forzada de su hermano Elías. Esta situación es bastante conocida por la Fiscalía 25 de la Unidad  Terrorismo, porque conoció de la investigación dándose al traste con ella por el manejo irresponsable, desidioso y negligente que se le dio.
Señora Fiscal, Victoria Caldas se está plagando de las ‘Bacrim’ prolongación de la personalidad paramilitar, ante la mirada impávida de las autoridades civiles, eclesiásticas, militares y de policía. Hago parte de una lista macabra de condenados a muerte. En días pasados estuvieron en el pueblito varios Agentes del C.T.I., y recaudaron todas estas pruebas y otras tantas más, y que presumo fueron entregadas a la Fiscalía 25.
¿Van a esperar que nos maten a los testigos y a dos víctimas que ya en su declaración sindicaron a unas personas determinadas, para poder actuar?
Señora Fiscal, ¿la doctora Carmen Luisa Cardozo conoce mucho de este asunto, por qué no actúa?
Señora Fiscal, cuando responda ante Dios y ante el país con la verdad sobre este caso, empiezo a creer firmemente sobre esa FUERZA e INDEPENDENCIA que pregona a los cuatro vientos.

Manizales, Diciembre 17 de 2011.